“Adentro”, silencios y familia por Carolina Román

“Adentro”, silencios y familia por Carolina Román

0 votes

Tristán Ulloa dirige “Adentro”, un texto que firma Carolina Román, y en el que actúan, junto a la autora, Nelson Dante, Araceli Dvoskin y Noelia Noto.

adentro carolina románNo sé qué fue lo que me inspiró la sonrisa con que me estrenó la función, si ver cómo aquella dama floreada bailaba al son de la radio sin que importara nada más; o la felicidad que la desmemoria -que dice Eduardo Galeano en uno de sus libros- dibujaba en su cara. Me confieso prendada de la actriz Araceli Dvskin, es lo primero que quiero decir, pero luego os lo explico mejor.

Carolina Román escribe el guión de Adentro, que toma cuerpo y emoción bajo la dirección de Tristán Ulloa. Esta es la tercera obra que firma la dramaturga polifacética, tras En construcción y Luciérnagas, y la segunda para la compañía que comparte nombre con la obra.

La historia en que debemos sumergirnos nos traslada hasta el hogar de una familia argentina formada por La Negra, La Peligro, y Marga, su madre; que para celebrar su cumpleaños está dispuesta a invitar a toda la agenda telefónica de su juventud, donde permanecen anclados su recuerdo y su melancolía. Mientras unos buscan en el pasado sus mejores momentos, otros  desean escapar de un presente que no han elegido, hacía el que se han dejado llevar por dependencia, tradición, y un sentimiento familiar confuso.

El resumen de la trama se queda débil, por muchas líneas que escriba mencionando los “adónde” de cada personaje, sus deseos, sus porqués. Para entender y gozar la fuerza de esta obra, hay que sentarse y escuchar. La obra Adentro se mantiene viva gracias a sus permanentes contrastes: la violencia de El Negro, la resignada ternura de La Negra;  la rabia y el humor que rejuvenecen a Marga, la torpe inocencia que calma las ansias de cambio de Malena. El drama ocupa sigiloso toda la sala, y no somos consciente de el hasta que llegan los momentos cúspide en que chocamos de frente con una situación que genera asco, pena, incompresión.

adentro carolina román

Adentro cobra vida con la autora, a quien acompañan Nelson Dante, Noelia Noto, y una Araceli Dvoskin, a quien destaco con permiso de todos los demás. Con ella viajé, fue mi lazo. Siento especial devoción por los personajes que saben esconder las lágrimas, que viven para ellos el drama y frente a los demás visten la careta de optimismo. Es tan complejo, tan real, este sentir… Y Marga es así, vive dentro y fuera de la realidad, siendo y queriendo ser. 

Los personajes, para mí, son lo mejor del texto. La Peligro, que cumple condena en prisión por un crimen que cometió años atrás. La Negra, responsable de una familia que la axfisia pero de quien no sabe -o quiere- desprenderse. La Male, inocencia y sueños altos. Y mi Marga, claro. Las interpretaciones son brillantes, actores y actrices conceden a cada personalidad la potencia que merece, el mirar y latir de unas vidas, que por unas horas, son suyas.

adentro5Por otro lado, no niego que me faltó algo. Hubo momentos en que noté que me desinflaba, luego llegaba un matiz, un gesto, una frase tajante, y remontaba. Noto el artículo flojo. Siento que no tiene la carga emocional de los trabajos que me emocionan, y es que, aunque hubo numerosos detalles estéticos, interpretativos, y sonoros que me llamaron la atención, a mi no me terminó de calar el modo en que presentan el drama que se encierra en el texto.

La historias es dura, da que pensar. Te sobrecogen determinadas escenas, te pueden llegar incluso a incomodar, repugnar. Pero son instantes efímeros que en mi opinión se diluyen en silencios demasiado largos para mi gusto, idas y venidas poco procedentes, y una contención en la manera de transmitir, que cuando voy al teatro y la reconozco, me frena el vínculo.

adentro

Hace poco hablaba de los silencios, de lo diferente que se viven según la persona que tienes delante. Hay con quien se disfruta de ellos, porque sabes que está ahí porque queréis, podríais romper esa pausa con decenas de conversaciones. A el se opone otro silencio, incómodo, aquel que se produce porque nada tienes que decir a la otra persona, ningún hilo os une, es forzado, y pesa en el ambiente. Pero después de ver Adentro, he localizado otro tipo de silencio, que quizás sólo es aplicabe al teatro; y consiste en ese silencio que se genera en escena y que a unos emociona y otros desconcierta, y que, para qué negarlo, me hizo preguntarme: ¿estoy siendo poco intensa para lo que se esperaba de mí en este momento? ¿qué me he perdido, por qué me incomoda esta “nada”?

Para que conozcáis -y viváis a vuestro modo- esta nueva categoría silenciosa, pero sobre todo, disfrutéis de unas actuaciones vibrantes, cargadas de ambigüedades y matices, acercaos a los sueños y dependencias que perfilan las vidas de todo el que se encuentra Adentro.

 

Adentro
Hasta el 17 de mayo, de martes a sábado a las 19:00 horas, y domingo a las 18:00 horas.
Teatro María Guerrero
Entradas

 

Iduna Ruiz de Martín

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *