“Amsterdam”, jugando al límite

“Amsterdam”, jugando al límite

0 votes

Ian McEwan, autor de “Amsterdam

Ian McEwan empieza fuerte esta novela: Molly Lane acaba de morir y sus tres amantes acuden al entierro, donde se ven las caras con el reciente viudo. A partir de este momento unas fotos comprometidas serán el hilo conductor de una trama inesperada.

Clive Linley es un músico de éxito; Vernon Halliday, periodista y director de uno de los grandes periódicos del país; George Lane, el poderoso y multimillonario marido de la fallecida, y Julian Garmony, un destacable político de derechas, ministro de Asuntos Exteriores y candidato a primer ministro. Esta es la carta de presentación, a partir de aquí, cada lector vivirá los acontecimientos con una piel diferente.

Mis emociones me llevan a resaltar el papel de Clive Linley y Vernon Halliday, unos personajes cargados de vida. Una vida que como la de todos tiene su lado oscuro, está manchada de celos, amores, locuras, y decisiones difíciles.

“Amsterdam”, una historia de vidas cruzadas y el peso de las decisiones que tomamos

Unos apoyarán al músico, otros nos quedamos con el periodista. Unos protestarán por la moral de Clive, otros por la decisión de Vernon, pero nadie leerá este libro de forma pasiva, sin implicarse.

Es una historia que toca un tema polémico como es la eutanasia. Es una historia de amistad por encima de todo y del límite que puede sobrepasar. Es el relato que pone sobre la mesa hasta qué punto nos dejamos manejar sin darnos cuenta .

Amsterdam es una trepidante sucesión de acontecimientos que en ningún momento imaginamos cómo acaban hasta que leemos el punto y final y, entre otros enigmas, conoceremos el porqué del título de este libro imprescindible.

Iduna Ruiz de Martín Esteban

Written by Ábrete, Sésamo

0 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *