Entrevista a Alberto Vázquez: “Mi sueño es hacer Chicago”

Entrevista a Alberto Vázquez: “Mi sueño es hacer Chicago”

0 votes
13783771060241-0-680x276

Alberto Vázquez, Premio Mármara como mejor actor protagonista por ‘Mamma Mía’.

Aquella mañana de otoño habíamos quedado a las doce en punto. Hay personas que, inquietas como yo ante un encuentro importante, intentan controlar sus reacciones con un aplomo serio y artificial , sin embargo, opté por esa naturalidad inocente que te sitúa en una posición de disfrute absoluto. El sol prometía un día primaveral, y aunque el otoño se había instalado con discreción, todavía se podía llevar manga corta. Mientras esperaba en Legazpi, cerca del Matadero, hice un recuento de mis pertenencias para convencerme de que todo iba a salir bien.

Por un momento pensé en lo que había cambiado mi vida: hace un año soñaba con vivir en los teatros y conocer las historias de los actores, y ahora tenía la oportunidad de hablar con ellos sin la distancia, casi infranqueable, que separa el escenario del patio de butacas. Así, con esa energía renovada, vi llegar de lejos a Alberto Vázquez y su perrita Cachila.

Cachila tiene nombre de pájaro argentino, y de tango. Sus pasos improvisados exhibían un particular toque de dulzura que me incitaba a acariciarla. Pero mi cita era con Alberto. Nos saludamos, y desde el principio me transmitió una serenidad instantánea. Aquella mañana albergaba el propósito de sorprenderme, nos sentamos en una de esas terrazas en las que es posible tomarse un café, escuchar la conversación de un grupo de señoras que están al lado o hablar con un niño que se para a jugar con Cachila. Guardé las preguntas, apagué la grabadora y comenzamos a charlar. Deseaba agilizar la conversación, conocer al artista; sus primeros años de actor en Argentina, sus papeles en el cine, las participaciones en series de televisión, y sobre todo, su trabajo como actor de teatro musical. Pero Alberto Vázquez es mucho más que eso. Fuera de convencionalismos, me dejé llevar por sus vivencias y percibí en sus palabras una humanidad muy alejada de los flashes. Con esa elegancia que delata al actor de teatro, la ciudad nos observaba mientras las verdaderas historias se contaban en nuestra mesa.

¿Hacemos un TRÍO? algo más que un cabaret…

trio_promo_11bj--644x362

Alberto Vázquez es de esos actores que pueden presumir de haber vivido el género musical de cerca. Su primer amor: My Fair Lady, fue estrenado en el año 82 con Angela Carrasco y Alberto Closas, y desde entonces no ha parado. Sus recuerdos siguen en el Teatro Nuevo Apolo, quizás una mirada nostálgica al pasado, pero con un presente repleto de nuevos proyectos. Desde hace unos meses representa junto a Natalia Millán y Marta Valverde: ‘¿Hacemos un trío?’, un musical donde cuentan en primera persona anécdotas de su vida dentro y fuera de los escenarios; y rememoran algunas de las canciones de los musicales que han protagonizado, entre ellos ‘Cabaret’, ‘Mamma mia’ o ‘Chicago’; además de interpretar versiones de canciones de Cole Porter, Edith Piaf o Serrat. Alberto lo tiene claro: “Sin duda, el musical que más me ha gustado hacer es ‘¿Hacemos un trío?’. Al principio me daba miedo porque no sabía cómo iba a reaccionar el público, si le iba a interesar tu historia, pero la reacción de la gente es instantánea; te vienes arriba y sientes que la obra es maravillosa”.  

El cabaret que refleja sus vidas también ha servido para reencontrar a tres viejos amigos. “Trabajar con Natalia y Marta es muy importante para mi. Somos grandes amigos; nos conocimos con 17 años y nunca llegamos a trabajar los tres juntos, pero si por separado. Con Marta hice ‘Mamma Mia’ y ‘Ana Frank’, y con Natalia ‘Amar en tiempos revueltos’. Unos años que jamás olvidaré”. El tiempo los ha unido en un mismo escenario y con un piano que va rescatando melodías que albergan la pasión por el trabajo. Esa misma pasión hoy tiene su recompensa con una nominación a los premios Broadway World Spain como Mejor Evento Teatral.

“Uno de mis sueños es hacer Chicago”

De Valladolid a Argentina.

Mientras, Cachila sigue tumbada y nuestra conversación más viva que nunca. Alberto me cuenta que está a punto de terminar la carrera de psicología. Por un momento se baja el telón para sorprenderme otra vez. ¿De dónde sacas el tiempo?: “Siempre hay tiempo para hacer las cosas que te gustan. Algún día me gustaría dedicar parte de mi tiempo a la psicología y creo que también sería una buena técnica para trabajar mis personajes”. Parece mentira que un actor que ha conseguido tantas cosas siga manteniendo ese sacrificio que impulsa a conseguir nuevos retos. Entonces pienso en todas aquellas cosas que le gustaría hacer: “Uno de mis sueños es hacer ‘Chicago’. Admiro profundamente ese musical y sería todo un reto”. De repente, me viene a la mente su papel de Felix Rivera en ‘Amar en tiempos revueltos’. De los años 20 viajo a los años 50 para imaginármelo como un galán de Hollywood y salto de una época a otra con la misma facilidad que los temas de conversación se entrelazan. ‘Hospital Central’, ‘Cuéntame cómo pasó’, ‘Yo soy Bea’, ‘La verdad de Laura’… Su rostro en la televisión se ha familiarizado con la misma naturalidad  que él desprende al hablar. Alberto no es solo un gran actor, también es emprendedor, arriesga y siempre ha mostrado una capacidad multidisciplinar asombrosa.

Buenos aires, la ciudad del teatro

En el año 92 dejó España para irse a Argentina. Se fue creyendo que sería un viaje corto, quizá seis meses de experiencia para luego volver a Madrid y seguir formándose. Pero la maleta de los sueños pesaba demasiado. Buenos Aires se fue convirtiendo en una conexión mágica entre una ciudad enmascarada y las ilusiones de un joven que deseaba vivir experiencias nuevas. Los teatros en cada esquina bebían del arte de la calle, la música arrastraba pasiones, los libros se agolpaban en las aceras y las floristerías pintaban de color las fachadas. “En seguida conecté con la ciudad y su gente. Quería vivir allí y dejarme llevar por el arte. Conocí a grandes profesionales y lo que iba a ser un viaje de 6 meses se convirtió en una estancia de años. Regresé a España para recoger mis cosas y volví a Argentina para quedarme”. Su vida cambió y comenzó a protagonizar novelas de éxito como ‘Con alma de tango’, ‘Mujercitas’ o ‘Ricos y famosos’. Alberto habla de Buenos Aires con una nostalgia frágil. A pesar del paso del tiempo puedo ver en sus pupilas las calles, las librerías y la luz de las flores en las terrazas como un cuadro pintado. Por un momento imaginaba su acento porteño en ‘Ángeles en América’, su primera obra de teatro en Buenos Aires. Ocho años después volvió a España.

'Ángeles en América', de Tony Kushner, premio Pulitzer. La primera obra que protagonizó en Buenos Aires.

‘Ángeles en América’, de Tony Kushner, premio Pulitzer. La primera obra que protagonizó en Buenos Aires.

El tiempo se iba acabando. Mi zumo de naranja seguía a la mitad y su café parecía un vaso inhabitado. El sol rasgaba las ultimas palabras de una conversación sin silencios. Me quedaban cosas por preguntar que probablemente me acordaría después. Aquellos maravillosos años, los que vivió desde que se fue de Valladolid cobraron más importancia. Las historias hay que contarlas, compartirlas, sino no tienen sentido. ”No hay mas día que hoy”. Esa frase de RENT guió mis pasos como una partitura. Alberto Vázquez se fue con Cachila, la perrita con nombre de tango y pájaro argentino, y yo volví a mi realidad para plasmarla en una hoja en blanco.

Jerónimo Carmona Garzón

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *