“Big Fish”: Vuelve a creer en los sueños

“Big Fish”: Vuelve a creer en los sueños

0 votes
"Hay momentos en los que un hombre tiene que luchar, y hay momentos en los que debe aceptar que ha perdido su destino, que el barco a zarpado, que solo un iluso seguiría insistiendo. Lo cierto es que yo siempre fui un iluso".

“Hay momentos en los que un hombre tiene que luchar, y hay momentos en los que debe aceptar que ha perdido su destino, que el barco a zarpado, que solo un iluso seguiría insistiendo. Lo cierto es que yo siempre fui un iluso”.

Hay directores de cine que son muy fieles a su estilo y durante muchos años se empeñan en seguir haciendo lo mismo hasta que cambian y fracasan en su intento de ofrecer algo diferente. Ese no es el caso de Tim Burton. Con “Big Fish” consiguió alejarse de los fotogramas de Vincent, la sobrecogedora escena de de las manos rotas de Eduardo Manostijeras o el climax de “Frankenweenie”, y acertó.

“Big Fish” tiene el anzuelo mágico para atraer a todo tipo de seguidores: seguidores de Burton, seguidores de los cuentos bien narrados, seguidores de las grandes historias que disparan al corazón. Edward Bloom tenía un don para imaginar historias, y era porque creía en ellas, por su incansable afán de llenarse de vida, conocer y llegar hasta donde se propone hacerlo.

Dicen que cuando conoces al amor de tu vida el tiempo se detiene... y es verdad. Lo que no dicen es que cuando se vuelve a poner en marcha, lo hace aún más rápidamente para recuperar lo perdido".

“Dicen que cuando conoces al amor de tu vida el tiempo se detiene… y es verdad. Lo que no dicen es que cuando se vuelve a poner en marcha, lo hace aún más rápidamente para recuperar lo perdido”.

Este Hombre, genialmente interpretado por Ewan Mcgregor y Albert Finney, nos enseña lo que fue su vida, desde su niñez en un pueblo con brujas y gigantes, cuando encuentra y se casa con el gran amor de su vida, Sandra Templeton y hasta su destino final que vio en el ojo de la bruja. “Big Fish” trasciende los momentos que pueden considerarse normales y se adentra de lleno en un territorio inagotable de fantasía. Esa imaginación que hemos creado todos desde la cama de nuestra habitación y estirado como un chicle.

Con “Big Fish” nos acercamos al Burton más luminoso, un intento que se intuía en sus inicios pero que dejó de lado acercándose a un lado más oscuro como encierra “El Cuervo” de Edgar Allan Poe.  Es por ello que “Big Fish” supone un canto a la vida y un grito contra la rutina diaria de nuestras vidas.

Y no puedo terminar sin mencionar el gran trabajo de Danny Elfman, el creador de la música de “Mujeres Desesperadas”, donde sus notas se muestran juguetonas y divertidas, resaltando en las escenas cómicas. Asimismo, también es capaz de regalarnos fascinantes partituras para los momentos dramáticos. En “Big Fish” Elfman es capaz de transmitir todo el sentimiento del protagonista por su esposa desde el primer momento que la ve hasta la despedida final.

 "Un hombre cuenta sus historias tantas veces que al final él mismo se convierte en esas historias. Siguen viviendo cuando él ya no está. De esta forma, el hombre se hace inmortal".

“Un hombre cuenta sus historias tantas veces que al final él mismo se convierte en esas historias. Siguen viviendo cuando él ya no está. De esta forma, el hombre se hace inmortal”.

Os animo a todos a que rebusquéis en vuestra estantería de películas, a que dediquéis dos horas al buen cine, a estallar palomitas en el microondas y a echaros una manta por encima, solo o acompañados, porque el cine nos enseña a soñar, a tener ilusión o creer en las viejas historias. “Big Fish” es la película perfecta por su desbordante belleza visual, porque los contadores de cuentos de nuestras vidas son seres inolvidables que nos hacen descubrir verdades que a partir de ese momento se convierten en absolutas e incuestionables.

Director: Tim Burton Intérpretes: Marion CotillardEwan McGregorAlbert FinneyHelena Bonham CarterJessica LangeAlison LohmanBilly Crudup Título en VO: Big Fish País: USA Año: 2003. Fecha de estreno: 05-03-2004 Duración: 125 min 

Está basada en la novela Big Fish: A Novel of Mythic Proportions de Daniel Wallace

Jerónimo Carmona Garzón

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *