“Confesiones a Alá”, con una cautivadora María Hervás sobre el escenario

“Confesiones a Alá”, con una cautivadora María Hervás sobre el escenario

0 votes

confesiones a Alá ábrete sésamoOlor a incienso, oscuridad, una pantalla donde se reflejan versos del Corán subtitulados en inglés, y una mujer cubierta por un niqab marrón. Ese es el recibimiento que recibimos quienes entramos a escuchar las Confesiones a Alá que acoge el Teatro del Arte.

De golpe nos encontramos con un ambiente cargado de represión, no puedes ver los expresivos ojos de aquella mujer que espera de pie, y tampoco entiendes la música que escuchas o las letras que lees. Pero pronto vamos a empezar a entenderlo todo, porque la protagonista, Jbara Aït Gounbra, de tan sólo 16 años, va a hablar de temas muy conocidos por todos, pero vividos desde una posición muy diferente: el sexo, la belleza, la dignidad, los derechos de las mujeres.

Con un dramatismo que en determinados momentos roza lo irrisorio, María Hervás absorbe por completo la identidad de esta joven marroquí, ingenua y malhablada, que se cuestiona porqué en su casa todo es haram (prohibido por el Islam).

Arturo Turón adapta y dirige un texto duro, muy directo, basado en la novela Confidences à Allah, de Saphia Azzeddine; y que en su asalto al teatro madrileño golpea de lleno a los espectadores con frases tan ilustrativas como “La miseria huele a culo“, o “Mi madre cocina todo con cebolla para poder llorar en paz.”

María Hervás es Jbara Aït Goundra en "Confesiones a Alá" Fuente: kedin.es

María Hervás es Jbara Aït Goundra en “Confesiones a Alá”
Fuente: kedin.es

Jbara pasará de un tajante “los pobres follamos como animales simplemente porque es gratis”, a descubrir el poder de la belleza y el sexo como moneda de cambio en una cultura que usa a la mujer como un objeto dedicado al placer y la servidumbre. Mientras habla con Alá de forma explícita sobre su sexualidad, miedos, y quejas; envía una crítica abierta a todas las clases sociales, desde su pobre y radical padre, hasta el jeque saudí que la abandona a su suerte. Todos los hombres con que se cruza comparten una moral corrompida, ella debe sobrevivir sola, cuestionando incluso al mismo Alá.

Anclada en mi butaca, fue imposible no llorar con la historia de Jbara. Y no sólo por el dramatismo que encierra, si no por la entrega que María Hervás pone sobre el escenario. Esta joven actriz madrileña coge en su mano los corazones de los allí presentes, y nos mueve contraídos por una historia con muchos rostros, pero un mismo cuerpo. Una Jbara joven, rústica, sin estudios y soñadora; una prostituta de lujo, la amante favorita del jeque; una mujer encarcelada, presa de la desesperación; o la esposa más querida de un imán. Sea cual sea su estatus social, hay algo invariable: ser mujer en una cultura islámica te convierte en invisible, no eres nadie; y si sólo si tienes la “suerte” de ser madre, tendrás, al menos, el afecto de unos hijos.

confesiones a alá ábrete sésamoConfesiones a Alá es el grito de auxilio de una mujer perdida entre las montañas de Marruecos; pero no sólo denuncia su historia, sino la de todas las mujeres árabes, oprimidas por los hombres que las rodean, y que conocen más que la miseria y el llanto en soledad.

Maria Hervás consigue que salgas del teatro con el alma encogida, con un inevitable nudo en la garganta, y con la sensación de haber presenciado una de las actuaciones más valientes en mucho tiempo. Por su total arrojo, su manera de viajar entre el drama, la ironía, y la sensualidad; tengo que gritar, a mi manera, mi sincera admiración a esta deslumbrante actriz; porque consigue traspasar barreras interpretando a un personaje que evoluciona con el correr de los minutos, al que le cambia la dicción, el tono, y los sentimiento. María logra abrirte los ojos y sacudirte el tedio; y todo sin moverse de un escenario.

El Teatro del Arte es un altavoz para el terrible drama cotidiano de muchas mujeres que no viven a demasiados kilómetros de distancia de nuestra confortable libertad. Para escuchar la desgarradora voz de Jbara, podéis acercaros cada lunes a las 20h, y empaparos de la emotiva interpretación de una arrolladora María Hervás.

Confesiones a Alá
Dirigido y adaptado por Arturo Turón
Interpretado por María Hervás
Teatro del Arte (calle San Cosme y San Damián, 3. Metro Lavapiés)
Todos los lunes a las 20h.
Entradas

Iduna Ruiz de Martín

Written by Ábrete, Sésamo

1 Comment

  1. Pingback: Arturo Turón sube poesía y cine al escenario en "Alma" - Ábrete, Sésamo | Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *