“Cuando deje de llover” te empapa en las Naves del Español

“Cuando deje de llover” te empapa en las Naves del Español

0 votes

Julián Fuentes Reta dirige “Cuando deje de llover”, un texto de Andrew Bowell con el que viajamos a través de cuatro generaciones de una misma familia, con una potente historia y grandes emociones que revisar.

cuando deje de lloverMientras escribo este artículo, el cielo, que hasta ahora estaba en una calma sospechosa para el otoño avanzado, ha roto su silencio con una lluvia torrencial e inesperada. Miro por la ventana y veo cómo la gente ha sido sorprendida en su paseo vespertino y corren descolocadas por los fogonazos que preceden al trueno, el ruido posterior, y una manta de agua blanca que distorsiona lo que veo. Esta es la estampa mientras recuerdo mi paso por la Sala 1 de las Naves del Español, donde espera Cuando deje de llover. Las Musas, que son así de simpáticas.

La función también empieza con fuerza y desestabilizando. Unos minutos en que la oscuridad, la lluvia, la confusión de paragüas ocultando rostros, te obliga a preguntarte todo y a no responderte-de momento- a nada. Empieza el viaje.

Cuando deje de llover es la historia de una saga familiar, con la que navegamos de un pasado reconocible en torno a 1959, a un futuro distópico que tendría lugar en el año 2039. Saltamos en el tiempo y el espacio, moviéndonos entre Europa y Australia, y descubriendo las relaciones familiares con las que los nueve personajes se enfrentan a los misterios de su pasado para poder entender su presente.

cuando deje de llover

Jorge Muriel (que también interpreta a Gabriel Law) adapta esta obra escrita en 2008 por el australiano Andrew Bowell. Tuvo total libertad para realizar los cambios necesarios que hicieran el texto más cercano a la cultura y realidad española, ya que es la primera vez que sube a un escenario fuera del área anglosajona. Sin embargo, no fueron necesarios grandes retoques, porque Cuando deje de llover es una historia universal, con guiños muy sutiles, en la que todos podremos identificarnos, por un motivo u otro, con la búsqueda de identidad, las relaciones generacionales complicadas, los sentimientos y rencores heredados, o las distintas vías de superar un suceso traumático.

Julián Fuentes Reta dirige a un elenco que brilla con cada movimiento en un escenario sobrio, original, y en constante movimiento. El director optó por una puesta en escena a cuatro bandas, consiguiendo que cada persona del público tenga una percepción distinta del momento vivido. Unas veces el actor te habla justo al lado, y otras es un recuerdo lejano. Juegan con las perspectivas, lo que para mi es un acierto y algo digno de agradecer, porque se escapa de la normalidad y además es útil para reforzar la trama, que para mí está cargada de lejanía, de incomunicación, de verdades que no se quieren escuchar. Julián lleva la batuta en un montaje no exento de dificultades, desde un elenco numeroso, hasta la escenografía que se va creando al mismo tiempo que los diálogos, pasando el enorme trabajo de saltar de un espacio temporal a otro sin perder a nadie en el camino.

cuando deje de lloverEl trabajo del reparto me sorprendió para bien. Lo he dicho en más ocasiones, y es que los elencos con más de cuatros nombres suelen abrumarme, me disperso y no consigo ir empastada junto a ningún actor; sin embargo, cada uno de los artistas que conceden su arte a Cuando deje de llover, supieron llevarme de la mano por dónde quisieron, unas veces calándome de intensidad, y otras de un modo más suave, pero me sentí muy cómoda compartiendo el viaje con ellos, guiada a través de los lazos sanguíneos y entendiendo los porqués que cada uno llevaba en su maleta.

Pilar Gómez, que interpreta a Elizabeth joven, es la única a la que había visto actuar antes. La conocí en Mejorcita de lo mio hace casi siete años, obra que forma parte del Olimpo del que hablaba en el artículo de ¡Vaca! y que la coronó como una de mis actrices más admiradas. Consuelo Trujillo es Elisabeth de adulta, papel con que refleja de manera impecable el paso del tiempo en una vida marcada por un secreto doloroso; Pepe Ocio es Henry Law, un personaje que considero un reto actoral por su carga emocional; Susi Sánchez, inmensa como Gabriela adulta, me hizo experimentar los momentos más dolorosos de la obra, sin pecar de melodramática, firme y contenida. Con Ángela Villar viajé a través de la historia como si conversara con una amiga, no se explicar el porqué, pero la sentí cercana, estaba herida, con un muro emocional que derribar, y quise entenderla y consolarla todo el tiempo; un papel que digerir y recuperar a la salida, desde luego. Felipe García Vélez concede una ternura nostágica a Joe Ryan, Ángel Savin interpeta a Gabriel York, quien aporta una válvula de humor para relajar el ambiente de lluvia copiosa, atmosférica y emocional, que predomina en la obra. Por último, Borja Maestre, que da vida a Andrew Price, presente con su silencio en casi toda la función, cierra por todo lo alto una saga familiar que no se desprende de ti hasta mucho después de levantarte de la butaca.

Cuando deje de llover es una obra compleja, que requiere del espectador una participación mental y emocional que tiene tremenda recompensa cuando la lluvia se detiene y la madeja de relaciones entre los personajes se descubre con absoluta claridad. Frases tan lapidarias como “Y en el desierto, si sabes dónde mirar, puedes ver el planeta Saturno…” os dejarán saboreando este drama que tiene espacio para el humor, la esperanza, y una disección poética de la complejidad con que se desenvuelve el ser humano hasta en las relaciones más cercanas.

 

Autor: Andrew Bovell
Dirección: Julián Fuentes Reta
Traducción Jorge Muriel
Diseño de iluminación: Jesús Almendro
Música Original: Iñaki Rubio
Diseño de escenografía y vídeo: Iván Arroyo
Diseño de vestuario y Atrezzo: Berta Grasset
Ayudante de dirección: Mónica Dorta
Del 12 de noviembre al 21 de diciembre en Sala 1 de Naves del Español
De martes a sábados 20h. Domingos, 19h.

Entradas

Iduna Ruiz de Martín

Written by Ábrete, Sésamo

3 Comments

  1. Pingback: Ushuaia: de lo único que no puedes huir es de ti mismo ~ Ábrete, Sésamo

  2. Pingback: "Lluvia Constante", una amistad calada hasta los huesos ~ Ábrete, Sésamo

  3. Pingback: CUANDO DEJE DE LLOVER de Andrew Bovell en Las Naves del Español | Madrid Es Teatro, cartelera y actualidad teatral de Madrid

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *