“Descalzos por el parque”: la esencia de la comedia romántica

“Descalzos por el parque”: la esencia de la comedia romántica

0 votes
"Barefoot in the park" es una comedia romántica protagonizada por Jane Fonda y Robert Redford

“Barefoot in the park” es una comedia romántica protagonizada por Jane Fonda y Robert Redford

Cuando Neil Simon, dramaturgo norteamericano, comenzó a escribir sus primeras obras ambientadas en Nueva York tenía muy presente sus orígenes. Años después la ciudad se lo recompensó y se convirtió en el único escritor en tener cuatro producciones presentándose al mismo tiempo en Broadway. Una vida dedicada al teatro que se convirtió en una revelación fundamental para entender el desarrollo de los conflictos humanos, los diálogos electrizantes y una construcción de personajes perfecta. Muchas de sus obras teatrales se adaptaron al cine, y una de ellas, Descalzos por el parque, se convirtió en mi favorita. Recuerdo que un amigo me habló de ella cuando me vio leer Visión de Nueva York de Carmen Martín Gaite. Fue una extraña sucesión de casualidades que me llevaron a esos domingos melancólicos donde la comedia romántica se convierte en la salvación. 

Un joven y conservador abogado (Robert Redford) es la quintaesencia de la sensatez y el sentido común. En cambio, su esposa Corie (Jane Fonda) es un poco alocada y solo piensa en pasárselo lo mejor posible. Ambos se enamoran al instante y se casan de inmediato; pero la dura realidad (un quinto piso sin ascensor y un apartamento como una caja de cerillas) hace que la pasión y la armonia se resientan. Existe un matiz más en esta gran película, la subtrama de la pareja compuesta por Charles Boyer que interpreta a Víctor Velasco, un seductor que vive en el piso de arriba y Mildred Natwick que interpreta a Ethel, la madre de Corie, una mujer muy sensible, divertida.

La película posee un ritmo trepidante gracias sobre todo a la rapidez de los espléndidos diálogos, obra y gracia de Neil Simon, sin duda el verdadero responsable. Es ahí donde Descalzos por el parque me cautiva, en el dibujo, a través de la comedia loca y desenfadada, de esos dos personajes en su otoñal vida, como metáfora al famoso dicho de que el amor no tiene edad.

Una joven pareja mantiene una curiosa relación con su excéntrico vecino y con la madre de la recién casada

Una joven pareja mantiene una curiosa relación con su excéntrico vecino y con la madre de la recién casada

La esencia de la comedia romántica neoyorquina ha acompañado nuestras noches de helados interminables, ha alimentado nuestros sueños de vivir en la Gran Manzana, e incluso, ha intensificado nuestra idealización del amor. Y no hace falta caer en el concepto cursi de la comedia empalagosa. El formato básico de una comedia romántica es muy anterior al cine. Por ejemplo, muchas de las obras de teatro de William Shakespeare, como Mucho ruido y pocas nueces y El sueño de una noche de verano, se sitúan de lleno dentro del género de la comedia romántica. Al final no hace falta hurgar en las heridas del corazón, tan solo aprovechar lo que nos ofrece una buena película para tumbarnos en el sofá e imaginarnos un mundo que podría ser el nuestro.

Jerónimo Carmona Garzón

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *