“Duet for one”, drama y música en el Teatro Guindalera

“Duet for one”, drama y música en el Teatro Guindalera

0 votes

Duet-tamaño-medianoQué grande es Madrid, cuánto arte encierra, y qué de cosas por descubrir. Eso pensé al entrar por primera vez en el Teatro Guindalera, un mítico rincón dedicado al arte escénico en esta ciudad que no para de sorprenderme. Ha llegado a mi vida con los 10 años recién cumplidos, y mientras sopla velas, representa en su escenario un drama en el que la música, la esperanza, y la pérdida son los hilos que mueven con gran calidad interpretativa Juan y María Pastor. Padre e hija, dos generaciones que encierran tanta intensidad es sus papeles, que la sala se nos quedaba pequeña.

La obra con la que celebran esta primera década de vida es Duet For One de Tom Kempinski, un montaje dirigido por Juan Pastor y que interpreta junto a su hija, María Pastor.

La historia se basa en la vida de la brillante violonchelista Jaqueline du Pre. Es una adaptación en la que vivimos la dura experiencia de Stephanie Abraham, su alter ego, a quien le han diagnosticado esclerósis múltiple, teniendo que abandonar su vida dedicada a la música. La artista, interpretada por una enorme Maria Pastor, acude instada por su marido, un director y compositor de fama mundial, a la consulta del Dr. Feldman, un psiquiatra cargado de paciencia que luchará con la paciente para que venza la depresión derivada de su enfermedad.

Los encuentros entre el médico y la resignada violonchelista son el nudo de esta historia, en la que descubrimos que el profundo pesar de la protagonista no es el cambio en las relaciones sexuales con su marido, o la inminente inmovilidad; si no que el dolor del alma se acentúa al descubrir que nunca más podrá vivir de su arte, sus dedos no volverán a crear melodías, la música no volverá a llenar sus horas como antes.

duet-for-one-para-celebrar-los-diez-años-del-teatro-guindaleraPadre e hija son dos titanes de la interpretación, pero por el papel que defiende, María Pastor se luce con tal esplendor, que si hago memoria se me vuelve a erizar la piel. Emocionante su forma de luchar contra lo inevitable, de engañarse a sí misma, de ocultar su profunda tristeza bajo el sarcasmo y la ironía.

Juan Pastor, actúa más en la sombra, dándo la réplica a su arrolladora hija. Su papel es más comedido, tranquilo, menos intenso. Por momentos parece eclipsado, pero no el actor, si no el personaje; que con verdadera actitud zen guía a su paciente a través de preguntas con difícil respuesta.

El director, intérprete, y formador de una nueva generación de actores, ha querido llevar al teatro que él mismo creó, una historia para reflexionar acerca de una posible existencia en la que no hubiera arte en ninguna de sus formas. Y por desgracia, si escuchamos declaraciones, hacemos cuentas, y asistimos perplejos a los últimos acontecimientos políticos; empieza a no ser difícil de imaginar.

Al margen de los dramas dentro y fuera del escenario, para aliviar el sabor amargo que podamos tener, un licor de guindas aguarda a la salida de la función. ¡Menos mal que en el Teatro Guindalera piensan en todo! Y si quieres ayudar, no sólo disfrutando de su programación de calidad comprando una entrada, si no apoyando como micromecenas un espacio teatral como Guindalera, aquí tienes toda la información para sentirte parte responsable de su historia.

Pero por el momento, os dejamos con los artistas y su invitación a disfrutar de Duet for one, la mejor manera de celebrar diez años entre bambalinas.

Duet for one
Teatro Guindalera (calle Martínez Izquierdo, 10)
Jueves, viernes, y sábado a las 20.30h; y domingos a las 19 h.
Entradas

Iduna Ruiz de Martín

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *