“El hombre que entraba por la ventana”: Lisboa, ilustración y cuentos.

“El hombre que entraba por la ventana”: Lisboa, ilustración y cuentos.

3 votes

Gonzalo Moure escribe “El hombre que entraba por la ventana”, un paseo por Lisboa y los susurros de la infancia, a quien pone color y trazos la imaginación de Gabriel Pacheco.

Portada Hombre que entraba por la ventanaNo hubo una primera vez. O al menos María Luces no recuerda cuándo la noche empezó a regalarle aquellas historias susurradas.

El hombre que entraba por la ventana llega con la oscuridad de un día que se acaba, y empieza a presentarse en las páginas de este libro al mismo tiempo que se dibujan las calles de Lisboa; con una luna inmensa alumbrando las calles en silencio, una farola que regala esa tenue luz amarilla que invita a besarse a quienes no necesitan excusas, y unas cortinas que se mecen con el aire salado justo el instante antes de que lleguen los cuentos.

Gonzalo Moure escribe sobre el poder terapeútico de la imaginación, el peso de la infancia y sus recuerdos en ese adulto que -a ratos- somos. Escribe un aplauso velado a las historias que nos han acunado las penas, los sueños, o las ausencias en algún momento.

El autor regala en este libro el recuerdo de María Luces, quien rescata para nosotros los años en que conoció a Melania la Fuente “que miraba de frente y amaba fuerte”, la protagonista de unas narraciones que, algunas noches, llegaban hasta sus oídos a través de una voz ronca, con nostalgia de fado y ternura familiar. ¿Quién es? ¿Cómo la encuentra? ¿Por qué a ella?

A capela do bairro
A través de esta inusual heroína que nacía en una voz rasgada y se colaba por la ventana, navegando entre recuerdos, paseamos por Lisboa – “una ciudad que cambia de gesto a medida que se aleja del mar” – con todos los sentidos, hasta sentarnos en A Capela do Bairro, la taberna donde se lloran los fados vagabundos que nacen de las gargantas roncas de los obreros, amas de casa, funcionarios, o marineros, que allí se reunían en torno a este quejido portugués.

Gabriel Pacheco ilustra esta historia, dotando de forma, alma, y color las palabras de Moure. Las imágenes que acompañan el libro se desprenden del papel con sus característicos tonos grises y marrones, rotos por un rojo minúsculo y musical, o golpeados por un azul intenso que sacude las hojas y hace volar los pájaros, la ropa tendida al aire, o la imaginación.

Los dibujos nos regalan una estación de tren vacía, una tienda de libros, el puerto, el Cemitério dos Prazeres, o los tejados con rocío. Las palabras nos dejan el aroma limpio del jabón, a sardinas y magnolias, el traqueteo del tranvía, o una habitación con cuadernos y fotografías.

gabrielpacheco

El hombre que entraba por la ventana es un texto tajante y vivo, poblado de personajes fascinantes, aunque casi no se les vea y apenas se les escuche. Una madre silenciosa, un padre ausente, el limpiabotas Xosé Matutes, el tendero, los inmigrantes y sus músicas hipnóticas, o aquella voz con acento y aroma de tabaco.

Las páginas de este libro están en la sección infantil, pero hay tantas historias mal catalogadas, o que deberían estar multiplicadas por todas las estanterías, que me niego a etiquetarlo. Las palabras hablan a quien quiere escuchar, un niño de 10 años va a ver a una Melania la Fuente, y yo, a otra. Mis recuerdos, mi experiencia, me permiten realizar un viaje, y al abuelo de ochenta años, otro muy distinto. Creo sinceramente que Gonzalo Moure y Gabriel Pacheco pintan una historia especial, vibrante, diferente, y apta para todas las imaginaciones.

Ojalá algún día las líneas que guardo en los cuadernos jueguen tanto con los sentidos de quien las lea. Ojalá desprendan el olor de los almendros, se note el frío de una madrugada de enero, y se pueda escuchar el molino que hay detrás de la casa del pueblo. Ojalá, porque de momento las palabras son lo único con lo que yo puedo dibujar los cuentos de esta particular Melania la Fuente, que miraba de frente y amaba fuerte. Y al revés.

El hombre que entraba por la ventana

Autor: Gonzalo Moure

Ilustrador: Gabriel Pacheco

Editorial: SM

Compra el libro aquí.

 

Iduna Ruiz de Martín

Written by Ábrete, Sésamo

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *