“El ocaso del Imperio”: La caída de la URSS en los ojos de Ryszard Kapuściński

“El ocaso del Imperio”: La caída de la URSS en los ojos de Ryszard Kapuściński

0 votes

“Cada fotografía es un recuerdo, y a la vez no hay nada que nos haga más conscientes de la fragilidad del tiempo, de su naturaleza perecedera y efímera, que la fotografía”. R. Kapuściński

553-Kapuscinski

“El ocaso dle imperio”, Ryszard Kapuściński
Fuente: casadellector.fundaciongsr.com

Fue en el primer año de carrera cuando le descubrí. Ryszard Kapuściński llegó a mi vida a través del libro Los cínicos no sirven para este oficio, un manual revelador sobre el buen periodismo; y desde entonces le veo como un referente, alguien a quien admirar, por su forma de ejercer la profesión, de buscar la noticia alrededor del mundo, y de narrar los acontecimientos con un lenguaje y una implicación que consiguen transportarte al mismo lugar de los hechos.

Hasta el 2 de junio, la Casa del Lector del Matadero de Madrid acoge una exposición fotográfica del reportero titulada El ocaso del Imperio, que ha escogido la capital como primer destino internacional; y que además de sus facetas como historiador, periodista, ensayista, escritor, o poeta; ahora nos presenta su trabajo como fotógrafo.

La exposición está compuesta por 36 imágenes recuperadas de su archivo privado, que realizó durante los años 1989 y 1991 en un recorrido de más de 60.000 kilómetros (desde Brest hasta Magadán) en el que visitó varias repúblicas de la antigua Unión Soviética. Las imágenes recogen momentos determinantes (como el Golpe de Agosto, intento fallido de golpe de estado) y la vida de los ciudadanos en la última etapa comunista y durante la Perestroika de Gorbachov.

Exposici_n_fotograf_a_Ryszard_Kapuscinski_El_ocaso_del_imperio_Casa_del_Lector_Matadero_Madrid

“El ocaso del imperio” Ryszard Kapuściński
Fuente: kedin.es

Igual que en sus libros, Kapuściński tiene una mirada informativa, cercana, e implicada. A lo largo de las distintas fotografías en blanco y negro, podemos descubrir el atraso de décadas -con respecto otros países europeos- en el que vivían los habitantes del Caúcaso meridional. Podemos también presenciar el descontento en las manifestaciones contra el gobierno; y acercarnos a una realidad que, al menos para mí, era desconocida. No sabía quién era Ilia Krichevski hasta que la imagen de cientos de hombres y mujeres portando su foto me ha trasladado a su historia; tampoco quien era el disidente georgiano Merab Kostava, o cómo de intesa fue la vida del escritor Aleksandr Solzhenitsyn. Creo que no me corresponde a mí explicaros todas estas historias de vida; Kapuściński y su artística visión fotográfica lo harán mucho mejor.

Los paisajes con casas destartaladas, el Cementerio de Navodevichy y su Paseo de los Caudillos, niños que parecen pertenecer a una generación mucho más antigua, calles, carreteras, y cielos que se completan con varios retratos de individuos.

Kapuściński, de cerca

Ryszard Kapuściński Fuente: otterfilm.pl

Ryszard Kapuściński
Fuente: otterfilm.pl

Ryszard Kapuściński fue un periodista, historiador, escritor, ensayista y poeta. Estudió Historia en la Universidad de Varsovia, pero por suerte (sobre todo para quienes le idolatramos) se dedicó al periodismo. Colaboró en publicaciones internacionales como Time, The New York Times, La Jornada y Frankfurter Allgemeine Zeitung. Desde 1962 compaginó su trabajo como periodista (fue corresponsal en el extranjero hasta 1981) con la actividad literaria y las clases que impartía en distintas universidades.

Kapuściński fue también maestro de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, creada y presidida por el magnífico Gabriel García Márquez y recogió números premios; entre ellos destacan el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades de 2003 por “su preocupación hacia los sectores más desfavorecidos y por su independencia frente a presiones de todo signo, que han tratado de tergiversar su mensaje”.

Este genio del reportaje y miembro de la Academia Europea de Ciencias y Artes, falleció a causa de un paro cardiaco después de una reciente operación a causa de un cáncer.

Ryszard Kapuściński en Angola, 1975 Fuente: philografia.wordpress.com

Ryszard Kapuściński en Angola, 1975
Fuente: philografia.wordpress.com

Dentro de su extensa obra literaria, os recomiendo de manera especial Ébano o El Sha, dos de las obras que más me han impacto y conmovido de las que he leído de él. Es un escritor imprescindible para entender el colonialismo y los cambios posteriores. Ryszard Kapuściński retrata los abismos sociales, la incertidumbre, el caos, y la vida escondida, con una mano magistral. Vivió, como el mismo dijo “en persecución de la historia fugitiva”.

En futuras publicaciones traeré más de cerca alguna de las obras de este polifacético periodista polaco; pero por ahora, os invito a navegar en esta entrada para conocerle mejor; y a visitar la exposición El ocaso del Imperio, en el Matadero de Legazpi (Paseo de la Chopera, 14) de martes a viernes desde las 16 a las 21h; y los fines de semana y festivos desde las 11 a las 21. Después, cuando el cielo nos de una tregua y entienda que estamos en primavera, siempre podéis pasear, pensar, reuniros con los amigos, o simplemente sentaros al sol- que ayuda a liberar endorfinas- en Madrid Río.

Iduna Ruiz de Martín

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *