“El viaje a ninguna parte” un magnífico homenaje al teatro

“El viaje a ninguna parte” un magnífico homenaje al teatro

0 votes

“El viaje a ninguna parte”, de Fernando Fernán Gómez, sube al escenario del Teatro Valle Inclán con una excelente adaptación de Ignacio del Moral dirigida por Carol López.

El-viaje-a-ninguna-parte-Un fantasmagórico tararero surge de entre las sombras. Poco a poco se acercan siete viajeros con pesadas maletas que penden de los cansados brazos. Todos se mecen al unísono con un mismo destino: ninguna parte. Son cómicos, las plazas son su escenario, y la supervivencia su guión de cada día. Esta es la historia de un cambio, de resignación, pero sobre todo, de amor por una profesión.

Carol López dirige la adaptación que Ignacio del Moral hace de El viaje a ninguna parte, un grandísimo homenaje al teatro escrito por uno de sus estandartes, el actor y dramaturgo Fernando Fernán Gómez.

El viaje a ninguna parte narra la progresiva desaparición de una compañía de teatro ambulante, que viaja por los pueblos de la España profunda, en la época de posguerra, representando a los clásicos españoles en plazas y cafés. El antagonista de esta bella historia no es otro que el cine, un novato que empezó a hacer sombra a los cómicos vagabundos, empujados a un viaje sin destino que desperdigó a cada uno hacia su “ninguna parte” particular.

La árida estampa del paisaje manchego ocupa todo el escenario. Matorrales pobres salpican el camino, y me recuerdan a esa familia, los Galván, maleta en mano, resistiendo por amor y necesidad en un panorama cultural que se debilitaba ante un nuevo protagonista mucho más fuerte.

Viaje-a-ninguna-parte-cdn-hoyenlacity-teatro-dentro-1

Max Glaenzel consigue una excelente escenografía que concede realismo a una historia que bien podría salir de los recuerdos de muchos cómicos de antaño. La esencia contemporánea se cuela a través de los videos que inundan el escenario con cielos lluviosos, o visiones de un mundo mejor.

La nostalgia y los recuerdos difusos se mezclan con la realidad, y el otrora primer actor, Carlos Galván, viaja a su juventud de cómico y recorre de nuevo ese viaje a ninguna parte en el que todos embarcaron un día.

En escena se cuelan todo tipo de emociones: el amor, el desamor, la frustración, la esperanza, las separaciones, los reencuentros. Con una sutilidad que enamora, sientes hasta el hambre de una troupe especial, que cobra vida con interpretaciones tan geniales y auténticas (por citar mis favoritas) como la de Tamar Novas en el papel de Carlitos Galván, o el maestro Miguel Rellán, como el abuelo Galván; personaje que Fernán Gómez interpreta en la película.

el_viaje_a_ninguna_parte_teatro - copiaEl viaje a ninguna parte de Ignacio del Moral es un texto cargado de humor y melancolía. Es un digno homenaje al teatro y a los cómicos de la legua, que reciben un metafórico aplauso con las interpretaciones de Amparo Fernández, Antonio Gil, Andrés Herrera, Olivia Molina, José Ángel Navarro, Tamar Novas, Miguel Rellán, y Camila Viyuela; un elenco que te inyecta una de las frases de la obra “el teatro tiene veneno”, y como tal, quedas completamente a la merced de este arte escénico.

“Los cómicos somos unas casta privilegiada”, dice uno de los protagonistas creados por Fernando Fernán Gómez, quien escribió la novela, el serial radiofónico y el guión de la película que él mismo dirigió. Ignacio del Moral, autor de esta versión, también debe sentirlo así, porque es lo que consigue transmitir al público, una envidia sana hacia una profesión que, con cada nuevo paso hacia el interior de esta “casta”, descubro más arriesgada y difícil.

El cúlmen para tan emotivo encuentro teatral lo pone la canción Caminemos del brasileño Herivelto Martins y Alfredo Gil que popularizaron Los Panchos. Después, un telón rojo intenso cae sobre el escenario durante unos minutos eternos, previos al aplauso merecido para un equipo que te incita a gritar con ellos “¡Me cago en la madre que parió a los hermanos Lumiere!”.

El viaje a ninguna parte es el mejor tributo que podrían recibir los cómicos, un gracias convertido en historia, SU historia; así que aprovecha que el próximo 27 de marzo se celebra el Día Mundial del Teatro, y rinde tu homenaje con una agradecida ovación.

El viaje a ninguna parte

Autor: Fernando Fernán Gómez

Versión: Ignacio del Moral

Dirección: Carol López

Equipo artístico

Teatro Valle Inclán (Calle de Valencia Nº1. Plaza de Lavapiés)

Del 14 de febrero al 6 de abril. De martes a sábado a las 20:00, y los domigos a las 19:00h.

Entradas

Iduna Ruiz de Martín

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *