Entrevista a Borja Jaume, una joven promesa del lápiz y el lienzo

Entrevista a Borja Jaume, una joven promesa del lápiz y el lienzo

0 votes

Borja Jaume dibuja por inspiración y por encargo; dota a sus retratos y dibujos de una expresividad conmovedora, y ahora  busca su sitio en una ciudad que cada día despierta con un rincón nuevo que apoya el arte.

bborja jaume ábrete sésamoBorja y yo nos reunimos en El Ferry, el bar donde ha estado expuesto su último trabajo: Contemporary Stained Rhythms, una serie basada en el movimiento del cuerpo humano al bailar y que crea las emociones y líneas a partir de la mancha. La inspiración llegó de la mano de dos amigas bailarinas que interpretaron para él la sensibilidad y movimientos que ves reflejados en los cuadros. La figura humana y el retrato son las pasiones de este dibujante.

Borja Jaume no puede definirse con una categoría artística concreta, como bien dice “en esta profesión hay que ser polifacético”. Él confiesa que disfruta con el arte y lo que significa expresar tus ideas y mostrárselo al público; pero también trabaja como ilustrador por encargo, que económicamente siempre ayuda. Entre los primeros que confió en sus trazos está el escritor argentino Alex Declercq, que pidió a Borja una portada para su libro Ni último loco ni primer suicida.

Como la mayoría de los artistas auténticos que me he cruzado hasta ahora, Borja sintió el veneno de la pintura desde muy pequeño, y recuerda con entusiasmo que “podía pasar horas dibujando, era como un vicio”. Sin embargo, cuando tuvo que escoger una carrera optó por el mundo audiovisual, pero como las verdaderas aspiraciones no tienden a abandonarnos, mientras trabajaba como productor descubrió que no disponía del tiempo que realmente necesitaba para hacer lo que más le gusta, “y en ese momento me di cuenta de mi vocación, lo que quería hacer. Y empecé a estudiar Bellas Artes”. Un claro ejemplo de que más vale tarde que nunca, sobre todo si estamos hablando de cumplir un sueño.

borja jaume

La figura en movimiento es lo que más atrae la atención de Borja, y en la actualidad busca trabajarlo desde la mancha, una técnica que lleva practicando un tiempo. Como referente dentro de este complejo estilo artístico, sigue la estela del pintor Alex Kanevsky, que utiliza la técnica pre-impresionista de la mancha para crear unas imágenes muy realistas a partir de pinceladas que parecen descontroladas, pero que están cargadas de detalles..

Borja Jaume cita a Giacometti para hablar de su futuro artístico “voy a seguir aprendiendo hasta que me muera”. Una de sus escuelas es Internet, que se ha convertido en una ventana al trabajo de numerosos artistas con los que compartir experiencias y de los que obtener nuevas vías para continuar trabajando.

Como tantos otros jóvenes, dejó durante un tiempo la calidez de Madrid y emigró a Canadá para seguir aprendiendo de esta experiencia. “Los artistas de allí son muy “ilustradores”, dibujan con mucha imaginación, con un estilo muy moderno, con figuras muy interesantes. Aquí en Europa es un estilo más clásico”. Se empapó de la diverdidad canadiense, y a su vuelta a España, continuó cogiendo el lápiz y el lienzo para plasmar todas las corrientes que su creatividad va absorviendo.

El salón de su casa se convierte en el rincón donde la comodidad atre a la inspiración; después, sólo tiene que pensar de qué modo va a tratar la idea que acaba de aparecer en su imaginación. Al indagar en el portfolio de Borja, admiro sobremanera los detalles y la expresividad de sus retratos. Él habla con una naturalidad asombrosa de un trabajo que para mi es digno de genios “Partes de una capa y vas creando la figura, y para terminar vas añadiendo poco a poco los detalles”. Suena hasta sencillo, pero desde luego no lo es.

borja jaume

Si viajáis por su obra, el blanco y negro parece inundarlo todo, y la explicación está en las emociones. “Usar el blanco y negro es evocador. La ausencia de color evita que te hagas una idea figurada del cuadro, le quitas la emoción que aportan los colores, te centras mucho más en el dibujo. Con el color llevas a la gente a un estado de ánimo.”

El trabajo de Borja Jaume podéis descubrirlo a través de su blog Borjaume Illustration o en su página de Facebook. En cuanto a los encargos, no es muy partidario de hacer un retrato al uso, en el que se muestra la cara de una persona mirando directamente a la cámara; sino que pide al interesado varias fotos, y elige aquella en la que un rasgo, una expresión, un ambiente, hace de la imagen un recuerdo especial y diferente. Los precios del dibujo oscilan entre 80 y 120 euros, dependiendo del formato.

A pesar de las dificultades a las que se enfrenta la cultura durante estos últimos años, Borja afirma con positividad que “todo depende de las ganas que quieras ponerle a tu proyecto, si te gusta lo que haces y le dedicas horas encontrarás algo para hacer y con lo que ganarte la vida”. En su caso, los bares y restaurantes de Madrid se han convertido en un nuevo lugar para exponer y mostrar trabajos; así que preparense, que cada vez con mayor frecuencia pueden estar disfrutando de un café, con la atenta miradas de rostros expresivos firmados por Borja Jaume.

Iduna Ruiz de Martín

Written by Ábrete, Sésamo

1 Comment

  1. Pingback: Android order app

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *