Entrevista con Marina Skell, actriz y responsable de la sala Plot Point

Entrevista con Marina Skell, actriz y responsable de la sala Plot Point

0 votes

La actriz argentina Marina Skell regenta con su familia la sala Plot Point, un espacio destacado entre los adeptos al circuito off madrileño. Con iniciativas como el Teatro a la Gorra, facilita el acceso a un público escaso de recursos pero ávido de teatro.

Mi-Madre-serrat-y-YoToda historia tiene un principio, y la aventura interpretativa de Marina Skell no iba a ser menos. Hace veinte años empezó a trabajar en Argentina como actriz, y no tuvo un debut cualquiera, estuvo entre los nueve seleccionados de entre más de 200 candidatos para protagonizar un programa revelación en el Canal 9: Las 9 caras nuevas del 9 . Eran actores desconocidos protagonizando un espacio diferente, y fue una oportunidad de oro que Marina supo aprovechar, porque después tendría la oportunidad de trabajar con grandes profesionales como Federico Luppi o Ricardo Darín. De ellos no sólo recibió consejos, si no que descubrió lo que era un rodaje de verdad, la verdadera esencia del cine.

Hace 13 años cambió las calles de su Argentina natal, por el barrio de Embajadores, en España. “Fue un cambio importante y satisfactorio. En Argentina dependía más de proyectos externos, tenía un lugar en el panorama cinematográfico y televisivo de allí, pero hacía menos teatro”. Al venir a vivir a Madrid se encontró con la limitación que implica el acento, sólo optaba a interpretar el papeles de personaje argentino. Carlos Matteis– su marido- y ella vinieron con cuatro hijos, “no podía limitarme a seguir la carrera iniciada en Argentina, y una vez instalados surgió la posibilidad de crear una escuela interpretación para cine y televisión, a lo que se había dedicado siempre Carlos, que es docente”. Con esta iniciativa, algo novedoso hace una década, se plantó la semilla de lo que más tarde sería la compañía Plot Point; pero antes de que terminara de germinar, Skell y su familia tuvieron que lidiar con las trabas administrativas que encauzan la creación de un espacio dedicado a la enseñanza y la cultura. Las reglas del juego era diferentes que en Argentina, y lo aprendieron sobre la marcha.

plot point madrid

Plot Point nació en la calle Acacias, en una primera planta habilitada para dar las clases, pero como ya decía antes, la burocracia se encargo de decirles que ahí no podían ejercer esa labor. Siguieron buscando por la zona y llegaron a la calle Ercilla número 29, hace 9 años, donde está instalada ahora la sala de teatro. Carlos, Marina, y Tomás (uno de sus hijos), son las cabezas pensantes de este rincón teatrero. Suyo es el negocio, el proyecto, y por suerte pueden apostar por los textos que más les apetece interpretar y mostrar al público, sin dar explicaciones ni necesitar la aprobación de terceros. Por este motivo, las obras en cartel de Plot Point son todas proyectos duraderos que suben al escenario desde hace años. Nosotros pudimos disfrutar de Mi madre, Serrat y yo, que cumple cinco años recibiendo aplausos, o Cuestiones con Che Guevara, que en sus primeros meses se reprensentaba ante una sala con ocho o diez espectadores, y ahora cumple dos años y medio llenando las butacas. Cuando eres una compañía de teatro y tu texto no funciona en las primeras semanas, pocos te dan la oportunidad de seguir intentándolo; y es una pena, porque en muchas ocasiones hay que ser pacientes, dejar que el “boca a boca” termine de cuajar, hay que hablar con los espectadores, ver la reacción de la gente, y dar forma a un proyecto que puede arrancar con ovaciones tímidas, y convertise en una obra de referencia.

“Nadie se hace rico con una sala de 60 localidades, el trabajo que nosotros hacemos es por amor al teatro. Los actores que participan en estas historias, que no son los dueños del “circo”, también se entregan a las funciones, demuestran como nosotros un verdadero amor hacia este arte”.

Cuestiones-con-ernesto-che-guevara-2013-6-cf71afa23aMarina Skell se pasea por la comedia a través de las obras Mi madre, Serrat, y yo, o La Vida es Bella; pero también aborda la reflexión más seria en Cuestiones con Ernesto Che Guevara. A pesar de disfrutar en ambos registros, tiene un claro favorito: “Adoro el discurso que se trasmite en la obra del Che, porque no es el drama por el drama, eso no me gusta. Sin embargo, una vez que pruebas la comedia, es tremendo. La respuesta es inmediata. Si tengo que elegir, sin duda me quedo con la comedia”. Eso sí, al margen de querer hacer reír al público, de buscar divertir con las historias que sube a un escenario, afirma que “como actriz, si uno tiene posibilidad de subir al escenario para decir algo, no sólo entretener, tiene esa obligación moral”.

La mayoría de los montajes que se representan en la sala Plot Point están escritos por Carlos de Matteis, y comparten una mirada en la que se tocan temas complicados como la muerte, pero el drama se enfoca desde una postura optimista, luchadora. Dan una vuelta en la que se apuesta por tomar las riendas de una vida efímera, y no dejar llevarse por el sufrimiento. Mi compañero Jerónimo y yo nos empapamos de esta filosofía de vida la primera vez que cruzamos el umbral de este teatro, y he de decir que la energía y el positivismo que desprenden las obras se queda contigo un largo tiempo.

Plot Point quiere que todo el mundo pueda contagiarse de ese “buen rollo” que deja como poso sus historias, y tambiñen invta a la reflexión con un Che Guevara diferente; por desgracia, no todo el mundo puede permitirse el desembolso de 12 euros para ir al teatro, por este mtivo, cada miércoles se celebra el día de Teatro a la Gorra, en el que se representan una de las cobras en cartel (cada miércoles una diferente) y el espectador paga lo que desee por la obra que acaba de ver. La sala se llena, no cabe duda que la gente disfruta con el teatro y lo reclama.

El último trabajo que Marina Skell y el equipo de Plot Point presenta es Cabaret, de la Compañía Danza Luna, que podrá verse el martes 29 de abril o el 13 de mayo con el sistema de Teatro a la Gorra.

Con el proyecto Artes Escénicas y Audiovisuales para Personas con disCAPACIDAD, Plot Point apuesta por todas aquellas personas con inquietudes en el ámbito de la interpretación, sin hacer distinción de ningún tipo, porque el potencial creativo está en cada uno de nosotros, y no atiende a límites impuestos por la sociedad u otros. El programa, coordinado por Almudena Santos Heredero, con más de 30 años de experiencia como Terapeuta Ocupacional y Educadora Social, ha servido para demostrar que las artes escénicas son una fascinante herramienta terapéutica y un bonito instrumento para la integración social.

Ahora que hemos hecho una extensa presentación la sala Plot Point, y de Marina Skell, actriz y pilar de este espacio, pocas excusas resultan válidas para no acercarse a conocer lo que se esconde tras el Skakespeare con nariz de payaso que nos acoge en la puerta, y costatar porqué las obras que programan cumplen años sin defraudar al público. Más no puedo decir, mejor contadnoslo vosotros.

Sala Plot Point (mapa)

Programación de mayo (participan en el Festival Surge Madrid)

 Iduna Ruiz de Martín

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *