Especial Tolkien (I): El origen de su universo literario

Especial Tolkien (I): El origen de su universo literario

0 votes
J.R.R.Tolkien en una fotografía de 1967

J.R.R.Tolkien en una fotografía de 1967

El 3 de enero de 1892 nace J.R.R. Tolkien, en la ciudad de Bloemfointein, en Sudáfrica, pero pasaría la mayor parte de su vida como profesor de filología inglesa medieval en la Universidad de Oxford, en Inglaterra.

A comienzos de la Primera Guerra Mundial, siendo adolescente, conoce y se enamora de Edith Bratt, quien igual que el autor era huérfana; y a pesar de todas las dificultades que se les presentan para poder estar juntos, logran casarse. Durante los 55 años de matrimonio tuvieron cuatro hijos; y fue Christopher, el tercero, quien tras la muerte de su padre publicó El Silmarillion y Los hijos de Húrin dos obras basadas en notas y manuscritos inéditos de su progenitor. Estos libros, junto con El hobbit y El Señor de los Anillos, forman un mismo conjunto de relatos, poemas, e idiomas inventados que se desarrollan en un mundo llamado Arda, y en concreto en uno de sus continentes, la Tierra Media.

mapatierramedia

Mapa de la Tierra Media

El Hobbit se publicó en 1937, después de obtener éxito pasando de mano en mano sin el conocimiento del autor. Tolkien escribió esta historia para entretener a sus hijos, pero tras la petición del editor Stanley Unwin prometió escribir la segunda parte de la novela, en la que invirtió más de diez años y que transformaría su inicial historia infantil en una gran epopeya que le haría mundialmente conocido: El Señor de los Anillos.

"Gandalf llega a Hobbiton". Ilustración de John Howe

“Gandalf llega a Hobbiton”. Ilustración de John Howe

J. R. R. Tolkien siempre dijo que El Hobbit había sido influenciado por El Silmarillion (obra inacabada cuando publicó la primera), además de por distintos poemas épicos, mitos y cuentos de hadas que había leído. Entre sus influencias se encuentran Beowulf, un poema épico anglosajón, los cuentos de hadas de Andrew Lang y de los hermanos Grimm, La princesa y el trasgo y su secuela La princesa y Curdie, o El maravilloso país de los snergs.

En 1961 J.R.R. Tolkien fue propuesto por su amigo, el también escritor C.S. Lewis (autor, entre otras obras, de Las Crónicas de Narnia), para el Premio Nobel de Literatura, pero desestimaron la candidatura, alegando su “pobre prosa”.

Sus idiomas inventados

Abecedario tengward, en el que se basan los idiomas quenya y sindarin.

Abecedario tengward, en el que se basan los idiomas quenya y sindarin.

Tolkien conocía un sinfín de idiomas y dialectos, y utilizó sus conocimientos como lingüista para crear más de una docena de nuevas lenguas que aparecen en sus obras.
Su pasión por los idiomas comenzó desde que era muy joven, con 8 o 9 años de edad; ya que junto a su prima Mary se entretenía inventando sus propios idiomas, como el “nevbosh” o el “naffarin” (basado en el español que le enseñaba el padre Morgan).
Después de aprender el gótico, el finlandés y galés, creo el “sindarin” y el “quenya, dos tipos de lengua élfica.

Ambas lenguas, surgidas de la imaginación del autor, tienen una gramática y grafía muy cuidadascon multitud de detalles. Además, en Internet se ofrecen cursos on-line de sindarin y quenya para todos los que quieran vivir con más realismo el Universo Tolkien.

En los próximos días publicaremos dos entregas nuevas para el especial de J.R.R Tolkien, en las que os hablaremos de El Señor de los Anillos, su obra cumbre, y cubriremos el estreno de la primera de las películas de la trilogía de El Hobbit; así que si os interesa el tema, no dejéis de seguirnos…

Iduna Ruiz de Martín

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *