“Fuente Ovejuna. Ensayo desde la violencia”, el grito de rebeldía de AlmaViva

“Fuente Ovejuna. Ensayo desde la violencia”, el grito de rebeldía de AlmaViva

0 votes

La compañía AlmaViva actualiza el clásico de Lope de Vega “Fuente Ovejuna” para despertar a una sociedad dormida, y lo hace con y desde el teatro.

CARTEL FUENTELa historia que César Barló rescata con su compañía la conocemos todos, o al menos, en algún momento de tu vida has gritado con energía envolvente aquello de “Todos a una, como en Fuente Ovejuna. En esta obra, esa rotunda frase se carga de significado, deja de ser un juego o una expresión vacía, para volverse real, incluso dolorosa.

Fuente Ovejuna. Ensayo desde la violencia es un grito corporal contra la opresión del pueblo. Los cinco actores -o atletas- que ocupan el escenario con el rictus de los gladiadores, se convierten en los portadores de un clamor popular que busca la justicia y se rebela contra la tiranía del poder. Luna Paredes, Sergio Torres, Beatriz Llorente, Alberto Gómez y Juan Carlos Arráez nos miran largo y profundo, a nosotros, a la audiencia que les rodeamos, a esa “asamblea” que tiene la voz y la capacidad de cambiar el orden establecido, pero que permanece callada ante los opresores a quienes hemos admitido sin oponer la debida resistencia.

Castigo_Mengo_Web

Los cinco intérpretes corren, se deslizan, se mezclan entre ellos y con nosotros, inundando el escenario con un texto de Lope de Vega que César Barló y Antonio Sansano han sabido trasladar a nuestros tiempos caóticos  y de duda constante, con menciones a los nuevos focos de lágrimas, preocupaciones, y noches cargadas de interrogantes, que manchan la realidad del siglo XXI. Supongo que a cada uno le sacudirán unas palabras determinadas, unas letras que unidas y expresadas como allí se hizo, rasgan la capa de conformismo con que todos salimos a la calle.  Yo me removí inquieta en mi butaca cuando Luna Paredes nos habló del miedo, ese terrible monstruo que nos ata de pies y manos cuando le entregamos nuestros pasos y decisiones.

Laurencia_CruzAlmaViva recupera para el teatro su función de sala de debate. Aquí, entre las máscaras y las bambalinas, se pone de manifiesto un drama que debe ser masticado, que incomoda como un despertar inoportuno, y que obliga al público a marcharse a casa con la necesidad de emitir un juico, de rebelarse o guardar silencio, pero consciente de que somos los únicos capaces de desprendernos de las manos que amarran nuestras libertades.

Antes llamé atletas a los cinco actores, y no es una palabra banal si se tiene en cuenta el inmenso trabajo físico que hay detrás de cada interpretación. La propuesta de esta compañía se basa en el movimiento más que en la palabra, que por supuesto, también contribuye a darle fuerza al puñetazo que es este texto. La actitud interrogativa, suplicante o déspota, que portan los actores es la herramienta con que se enfrentan al público, cara a cara, haciendo poesía con la palabra y la bella sutileza que crean con los brazos, las piernas, un salto, o un roce.

Fuente Ovejuna. Ensayo desde la violencia se concibió en 2013 a partir de un laboratorio de nuevas dramaturgias escénicas de los clásicos en el Corral de Alcalá, y desde entonces ha gritado alto y claro en escenarios alternativos dentro de nuestras fronteras, o en Méjico, donde el público también se ha dejado zarandear por este clásico atemporal, que lanza una pregunta que bien podría ser el desencadenante de ese día en el que todo cambie, desde una actitud frente a la vida, a la suerte de un pueblo :

“Si ya tenéis todo perdido ¿a qué esperáis?”

 

Fuente Ovejuna. Ensayo desde la violencia, de la compañía AlmaViva

Hasta el 27 de marzo, los jueves y viernes a las 20.30 en La Puerta Estrecha

Entradas

 

 Iduna Ruiz de Martín

 

Written by Ábrete, Sésamo

1 Comment

  1. Pingback: Conversación con Luna Paredes, una tarde de complicidad y teatro - Ábrete, Sésamo | Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *