“il Tavolo Verde”, la sensación de estar en casa

“il Tavolo Verde”, la sensación de estar en casa

0 votes
6

‘il Tavolo Verde’, rodeado de flores y plantas. Fotografías: ‘Ábrete, Sésamo’.

Hay avenidas que se convierten en la única opción para llegar a un punto de encuentro. Casi siempre caminamos por las mismas calles como si fuera un ritual obligatorio y dejamos a un lado la opción de aventurarnos a descubrir atajos, nuevos paisajes, y lo mejor de todo, rincones que marcan una distancia de lejanía con la ciudad.  Muy cerca de la Puerta de Alcalá, entre el barullo de los coches que bajan en estampida hacia la Gran Vía y la tranquilidad provincial de la calle Villalar, ha nacido un nuevo espacio que combina la decoración, la comida ecológica y la tranquilidad de saborear una porción de tarta casera a media tarde.

4Il Tavolo Verde abre sus puertas, y aunque podría imaginármelo como un anticuario de la región italiana de la Toscana, ellos se definen como  ‘organic café & anticmarket’. Tentado por mi afán de encontrar las mejores tartas caseras de la ciudad, probé una tarta de manzana de origen ruso. La Sharlotka resultó ser un bocado exquisito, la textura es muy suave y parece que se va horneando en el paladar como una almohada abizcochada. Aunque la porción es generosa, no me resistí tampoco a la tarta de calabaza y el muffin de chocolate negro con su papel estrellado alrededor.

La calle Villalar es como una maqueta recién pintada. Las fachadas recuerdan a esas luminosas de La Rue Montorgueil; una zona más propia de un pueblo donde las fruterías tradicionales se mezclan con los nuevos locales de moda. La puerta de Il Tavolo Verde es más grande de lo habitual, de madera antigua y acristalada, los balcones de enfrente se reflejan en los cristales y dejan entre ver un espacio cálido. En una ciudad donde se aspira a saber utilizar el espacio y donde predomina el desorden, Leo y Martina, sus propietarios, han sabido organizar sus pocas mesas, colocar los muebles y objetos que están a la venta como si fuera un hogar habitado y dejar al fondo una barra abundante, ordenada y que no racanea con la variedad. Al fin y al cabo, comemos con la mirada.

Tarta casera, pan recién hecho y fruta de temporada. Fotografías: 'Ábrete, Sésamo'.

Bundt de chocolate y plátano, pan recién hecho y fruta de temporada. Fotografías: ‘Ábrete, Sésamo’.

 

il tavolo verde ábrete, sésamoEntre las posibilidades que ofrecen puedes probar platos que hacen ellos cada día con alimentos recogidos de la huerta de Guadalajara. Yo opté por acompañar mis dulces con un té rooibos sudafricano de frutas variadas y que endulcé con azúcar moreno. Muy cerca de la mesa comunal donde me senté, justo al lado de la entrada, tienen una auténtica mesa verde repleta de maceteros, flores, y todo tipo de plantas. Un jardín casero que se refugia en el interior para formar parte del entorno con la intención de pasar desapercibido.

Ingredientes ecológicos, tartas caseras, galería vintage y una gran ventana para soñar con la calle Villalar.

Si, es extraordinario encontrar lugares que aspiran a crear un espacio para transmitir sensaciones. Ahora es posible sentirte como en casa en un lugar que no conoces, comer tartas caseras como las que te hacía tu abuela cuando eras pequeño, sentarte en los muebles que veías en las fotografías antiguas de tus padres, abrir un tarro de mermelada y escuchar el ‘crack’ que viene precedido de un aroma a melocotón, y con un poco de suerte, irte con la sensación de querer volver para seguir viajando por tus recuerdos.

  • il Tavolo Verde: Organic café & anticmarket
  • Calle Villalar, 6 (Ver mapa/cómo llegar)
  • Horario: Lunes – Viernes: 09:00 a 19:00. Sábados: 10:00 a 20:00. Domingos CERRADO.
  • Metro: Retiro/Banco de España
  • Teléfono: 918 05 15 12

Jerónimo Carmona Garzón

 

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *