“La espuela de Rocinante”, Don Quijote y una botella de vino

“La espuela de Rocinante”, Don Quijote y una botella de vino

0 votes

Germán Torres da alma al monólogo que Toni Conesa ha escrito para este Quijote borracho y soñador a quien dirige Rosario Ruíz Rodgers.

"espuela de rocinante"“En un lugar de mi mente de cuyo nombre no quiere acordarse el lenguaje…” Así comienza este monólogo trajicotesco -como lo define su autor- en el que todo el protagonismo reside en un Alonso Quijano con resaca, que se busca a sí mismo entre los recuerdos de amores y amigos, las páginas de un libro y los desechos de un país ruinoso.

Sobre el escenario, Germán Torres, vestido con camisa hawaiana y pantalones cómodos, no nos traslada con su imagen al ingenioso hidalgo de resplandeciente armadura, sino a un Bukowski “cervantino”, un borracho que vomita verdades y anhelos con la honestidad y la dureza del que no filtra lo que expulsa en palabras, porque todo le da igual o todo le pesa demasiado.

Entre botellas de alcohol y visitas al orinal, esta obra, dirigida por Rosario Ruíz Rodgers, va a ponernos frente a frente con nuestra imagen, nuestros miedos, los sueños cumplidos y los que quizás no llegaremos a tocar; frente a la locura y el delirio que también compartía nuestro más ilustre caballero manchego.

El actor habla y sufre cada pregunta que se hace y toda espuesta que nos regala. Tú recoges todo lo que al pronunciarse te punza dentro, como una súplica de atención o un dedo acusador. El mayor enemigo que podemos encontrar somos nosotros mismos, porque nadie nos conoce mejor, y a nadie conocemos peor. Cuando aquel hombre ebrio me mira y sentencia esto, creo que hubiera necesitado un vino, como él, a ver si de esta manera pasaba mejor la aspereza de la realidad.

"espuela de rocinante"

Con su rotunda voz y la actitud del loco que ya se ha pasado de rosca y ha terminado como el más cuerdo de los allí presentes, Germán Torres nos pregunta, a nosotros y a él mismo: ¿Cuál es el precio justo que hay que pagar por vivir la existencia que queremos? Otra vez se me seca la garganta, y de buena gana le hubiera pedido un compartir un trago de la botella que le acompañaba fiel y servicial.

A Don Quijote se le siente en ese alma entregada a la justicia social, en el delirio del caballero andante enamorado de un ideal, de una utopía, en la brillante locura de unos ojos expresivos hasta la exageración. Y también se le siente en el murmullo de la máquina de escribir que resuena en la cueva que nos acoge, como si un Cervantes moderno estuviera escribiendo nuestros pensamientos desde una mesa cercana, riéndose de lo poco que cambian los sueños, las injusticias y las necesidades, pasen los siglos que pasen.

La espuela de Rocinante

Off de La Latina (calle Mancebos, 4)

Miércoles a las 20.30h

Entradas

Iduna Ruiz de Martín

Written by Ábrete, Sésamo

2 Comments

  1. Alberto Mayagoitia

    Soy un actor mexicano que se interesa en leer la obra de Toni Conesa titulada “La espuela de Rocinante”. Tengo mas de 700 representaciones del monólogo “Mi Cristo roto” la cual es una producción mía junto con mi esposa Lilia Sixtos quien además es la directora de la obra. El tema del quijote soñador siempre me ha apasionado. Tengo la corazonada que la obra de Toni Conesa puede gustarnos a mi esposa y a mí. No me adelanto pero de gustarnos lo suficiente la consideraríamos como una posiblidad para una futura producción.
    Si existiera una versión digital de la obra nos gustaría obtenerla.
    Gracias de antemano de mi parte y de Lilia mi esposa.
    Saludos desde Texas.
    Alberto Mayagoitia.

    1. Ábrete, Sésamo

      ¡Hola, Alberto! Disculpa que hayamos tardado en responder, hemos estado algo ausentes entre las vacaciones y otros compromisos. Intentaremos buscar una edición digital de la obra y cuando sepamos algo nos ponemos en contacto contigo. La verdad es que es un texto fascinante y si te gusta la idea del quijote soñador, este es tu dramaturgo.
      Un abrazo, y gracias por leernos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *