“La Libre”, el rincón de Lavapiés que me hizo soñar

“La Libre”, el rincón de Lavapiés que me hizo soñar

1 vote

Interior de “La Libre”, en Lavapiés

Pienso en Lavapiés e imagino un barrio de mezclas, no sólo por las razas de sus transeuntes, los colores de sus paredes, y los olores que rezuman las calles; si no también por la variedad y explosión de tiendas: el bar de tapas al lado del kebab, la tienda de bisutería frente la carnicería, la galería alternativa entre dos locutorios, o un teatro frente la tienda de alimentación. Sin orden, sin sentido, pero único, alternativo, con carácter, imprescindible en mi Madrid.

La Libre forma parte de este barrio en el que me perdería. Y en esta cafetería, me pierdo. Acogedora, quizás porque te espera con esas luces cálidas y sugerentes, en la esquina de la calle Argumosa, invitándote a entrar y coger sitio en una de esas mesas con sillones que te atrapan sin avisar.

Libros rodeando los sillones y cubriendo estanterías

En este nuevo tesoro de “Cafeteando” la literatura flota por doquier, desde las estanterías donde se amontonan pilas de libros con ese encantador desorden de la zona, hasta la carta donde las tapas se llaman “Lorca”, “Gaite”,Amin”, “Vian” y “Weil”.

Si no traes tu lectura bajo el brazo, La Libre te propone múltiples temáticas e idiomas. Y como hay historias que provocan hambre, otras sed, algunas te dejan sabor amargo, y otras te destemplan; puedes elegir entre una decena de tés e infusiones ecológicos (con fresas y plátano, con canela y vainilla, los clásicos rojo, verde, negro… o los reconfortantes y poco exóticos poleo y manzanilla), cafés fríos y calientes, con nata o sin ella, un carajillo, un baylis, o zumos de todo tipo para recuperar las vitaminas que la historia leída nos haya robado por la emoción entregada.

No hay excusa. Si lo que te pide el cuerpo es comer, y no beber; tapas, desayunos, meriendas y almuerzos. Mi amiga ha optado por el bizcocho de zanahoria, que además de estar delicioso le ha protegido la vista; y como a mi me pierden los frutos rojos, el elegido ha sido el muffin de arándanos; eso si, el próximo día experimento con la tentativa cesta de frutos rojos, que sólo el nombre me provoca palpitaciones.

Ahora os confieso un secreto… el día que empecé a soñar con esa futura librería-cafetería que algún día abriré, dónde habrá dulces caseros obra de las maestra pastelera Gema Rodríguez, que estará decorada con colores vivos y frases positivas y soñadoras; yo estaba sentada en La Libre, empapándome de su espíritu, del ambiente de Lavapiés, del olor de sus bizcochos, y luchando por no hacerme un ovillo y quedarme horas divagando en sus sillones.

La Libre (Cafetería-Librería), Calle Argumosa nº 39. Metro: Lavapiés o Embajadores

Iduna Ruiz de Martín Esteban

Written by Ábrete, Sésamo

6 Comments

  1. Pingback: Pedalea desde la cafetería "La Bicicleta" hasta Microteatro - Ábrete, Sésamo | Ábrete, Sésamo

  2. Pingback: Pedalea desde la cafetería “La Bicicleta” hasta Microteatro | Ábrete, Sésamo

    1. abretesesamoblog

      A mi me encanta que te guste! La opinión de un amigo siempre es importante…y si es experto en nuevas tecnologías, más!
      No sé si seré un duende, pero estoy disfrutando mucho con este blog, por volver a escribir, y por descubrir sitios que son taaan acogedores.
      Al próximo, te llamo para que vengas conmigo.

  3. Lucía

    ¡Muchas gracias Iduna! Es increible la cantidad de lugares mágicos que existen en Madrid. Muchas gracias por ofrecernos un sitio como este en el que nos los acerques.
    ¡Y mucha suerte con tu sueño de montar tu propia cafetería-librería! Creo que hace falta más gente con ese tipo de iniciativas para recuperar la gran tradicción lectora, de cafés y tertulias que era propia de nuestra ciudad.

    1. abretesesamoblog

      Gracias a ti por leernos! Estamos empezando, pero espero poder acercaros a muchos rincones encantadores más.
      Cuando abra mi propio negocio espero que despierte las mismas emociones que siento yo en sitios como “La Libre”, donde los libros sean protagonistas e incite a pasar las horas por allí 🙂

      me alegro que te haya gustado la entrada, y seguiremos descubriendo tesoros…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *