‘Living in London’: un tea room al más puro estilo inglés

‘Living in London’: un tea room al más puro estilo inglés

0 votes
'Living in London', en la Calle Santa Engracia, 4, evoca los tradicionales tea room londinenses.

‘Living in London’, en la Calle Santa Engracia, 4, evoca los tradicionales tea room londinenses.

Desde la ventanilla del tren hice un recuento de los viajes de ida y vuelta que he repetido, casi de manera automática, para ir al centro. Los chicos de barrio no concebimos la idea de abrir la puerta de casa para bajar a la calle e ir andando a nuestra cafetería favorita. Cumplimos con un ritual estrictamente para acercar las distancias que nos separan. Aunque la ciudad siempre es la misma y la visión que asoma por la ventana del tren es como una fugaz sucesión de fotogramas, da vértigo dejar atrás la inocencia de unas calles donde lo más inquietante que sucede es que se funda la bombilla de una farola. 

Los chicos de barrio no escatimamos en pasos. Nos gusta caminar y observar de una manera que a veces se hace insoportable. Por eso preferimos andar solos; eso incrementa las posibilidades de encontrar hallazgos que otros todavía no conocen y de reducir la posible irritación de nuestro acompañante.

Una puerta secreta...

Una puerta secreta…

Los chicos de barrio también sabemos apreciar los gustos internacionales. Pasamos revista a los locales ambientados en ciudades europeas, y si hacemos un acto heroico, cruzamos el charco para acabar comiendo una hamburguesa en un dinner neoyorquino. El otro día descubrí un salón tan evocador como los tea room londinenses. Se llama Living in London, y esta en una de esas calles madrileñas que solo frecuentas cuando tienes que hacer una papeleo obligatorio.

Living in London es un espacio peculiar. Está tan bien decorado que podrías estar tomando el te con el mismísimo Charles Dicken y creértelo. Las mesas tienen manteles de cuadros, los sillones son acolchados y los cojines son el mejor complemento para hundir las manos hasta socavar un agujero. Un autentico manifiesto sobre el eclecticismo. Todo está mezclado, enriquece, da color, y además, queda bien. Por momentos crees que se va a presentar la soberana inglesa en persona para hacer honor a la decoración Victoriana. De momento no ha hecho ninguna visita a nadie, pero su espíritu casi se puede tocar.

Los chicos de barrio sabemos apreciar el estilo victoriano. Nos recreamos en los detalles. Los tapizados son de telas elegantes y las paredes tienen motivos florales. A la entrada te reciben unas estanterías repletas de mermeladas, pastas inglesas, galletas, dulces, bocadillos y caramelos. Los que no nos andamos con rodeos nos vamos directamente al mostrador donde están todas las tartas perfectamente colocadas. Son caseras, es muy difícil no reconocer una tarta casera.

Pared de mermeladas y galletas.

Pared de mermeladas y galletas.

Los chicos de barrio siempre caemos en la tentación de pedir la tarta de chocolate. Algunos barajamos la opción de dar una imagen moderna y pedirnos la tarta de zanahoria, pero nuestro paladar es fiel a las viejas costumbres. La repostería de Living in London es excelente. La carta es variada y los mordiscos esponjosos. Todos los postres tendrían que ser esponjosos por ley. Esa sí sería una ley apropiada para edulcorar los errores cometidos. Pero una carta no puede tener solo tartas. También te puedes pedir batidos, zumos, cafés y tes. Una variedad que no excluye, a los que como yo, creemos en la vida después del café.

Tarta casera de chocolate acompañada de un vasito de nata liquida. La vajilla es un lujo.

Tarta casera de chocolate acompañada de un vasito de nata liquida. La vajilla es un lujo.

Los chicos de barrio volvemos a casa en tren. Lo bueno de la vuelta es que añadimos experiencias que no conocíamos a la ida. Sin darnos cuenta damos el estirón en un recorrido muy corto. Apoyamos la cabeza en la ventanilla y recapitulamos imágenes dejándonos llevar por ese cansancio infantil que nos invita a cerrar los ojos. Cuando entramos en ese breve sueño, la ciudad sigue ahí, a oscuras, esperando a que llegue un nuevo día para volver a hacer el mismo recorrido.

  • Living in London: Tea Room Inglés
  • Calle Santa Engracia, 4 (ver mapa/cómo llegar)
  • Horario: 09:30 a 22h; los sábados abren a las 11h y domingos a las 16:30h
  • Metro: Alonso Martínez
  • Teléfono: 91 319 79 58 (Tea Room) y 91 310 39 32 (Tienda)
  • Precio: 10-20 euros de media

Jerónimo Carmona Garzón

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *