“Lo esencial es invisible a los ojos”, la huida literaria de Jota Linares

“Lo esencial es invisible a los ojos”, la huida literaria de Jota Linares

0 votes

Reme Gómez y Eduardo Ferrés protagonizan “Lo esencial es invisible a los ojos”, un drama en el que se lucha por la libertad de expresión (y de decisión) dirigido por Jota Linares.

LO-ESENCIAL-ES-INVISIBLE-A3-webEsta obra lleva por título una de las grandes enseñanzas del principito que nació en la imaginación de Antoine Saint-Exupéry. Fue leer “Lo esencial es invisible a los ojos” y lanzarme, yo siempre me dejo llevar por esas “señales” que invento sobre la marcha; y acerté, aunque la historia poco tuviera que ver con ese pequeño sabio de cabellos rubios al que idolatro.

Huir: “Alejarse deprisa, por miedo o por otro motivo, de personas, animales o cosas, para evitar un daño, disgusto o molestia”; o “Apartarse de algo malo o perjudicial”. Ambas definiciones de la RAE hacen que este verbo parezca mucho más sencillo que cuando te ves en la necesidad de correr.

Santi (Eduardo Ferrés) quiere huir hacia el sur. Con un explícito cartel que reza “Fuck free”, vendiendo su cuerpo al primero que pare a recogerle, aguarda con paciencia en su lado de la carretera. Enfrente, esperando una oportunidad para seguir escapando hacia el norte, espera Celia (Reme Gómez), una extrovertida actriz que deshará los planes que su vecino de asfalto tenía en mente, y también los suyos propios.

Él es joven, inexperto, y con una pizca de erudición nada original para quien quiere convertirse en un escritor de éxito, y además vive obsesionado con cambiar la realidad que le rodea. Ella es una mujer más madura, se esconde en sus dotes interpretativas para hacer lo que quiere, y como quiere, y vive adaptándose a las circunstancias que la vida le va brindando. Dos personas completamente diferentes que, unidos por la necesidad de huir, comienzan a enamorarse.

FOTO 01

Fuente: Gran Vía Comunicación

Antes de que sus respectivas huidas tropezaran, no se conocían de nada, pero ambos descubrirán en el otro el anclaje para seguir adelante, dejando atrás la inestable idea de caminar sin rumbo. “Lo esencial es invisible a los ojos” es el lema que Santi y Celia se repetirán en los momentos débiles de su historia de amor, que pasará ante nuestros ojos en una sucesión de instantes que nos descubren una vida imposible de imaginar cuando les veíamos parados en una carretera secundaria cualquiera.

Esta historia, que en un principio podía tildarse de comedia romántica, se convierte en un drama donde hay lugar para un asesinato, la censura, o la feria en que se convierten los medios de comunicación con determinados acontecimientos. Sin embargo, lo que más te llega es la fuerte identidad de los personajes, que a pesar de todo, deciden sus propios caminos siendo fieles a sus ideales.

“Si me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Para mí, tu serás único en el mundo. Y para ti, yo seré único en el mundo”

De nuevo El Principito se cuela en la obra de Jota Linares, Celia y Santi se miran a los ojos, embelesados, mientras recitan a Saint-Exupéry; pero aún no saben que los momentos compartidos en la cama, su particular asteroide, no serán suficiente para mantener una felicidad efímera.

Lo esencial es invisible a los ojos

Nave 73 (calle Palos de la Frontera, 5)

Sábado y domingos de marzo a las 20h

Entradas

Iduna Ruiz de Martín

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *