“Los almendros en flor”: Chris Stewart y su optimismo contagioso

“Los almendros en flor”: Chris Stewart y su optimismo contagioso

0 votes

“De los diversos instrumentos inventados por el hombre, el más asombroso es el libro; todos los demás son extensiones de su cuerpo… Sólo el libro es una extensión de la imaginación y la memoria”. Jorge Luis Borges

 

almendros_en_flor_los300rgbAyer, 23 de abril, se celebró el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, y durante toda la semana pequeñas y grandes librerías ponen a disposición de los lectores más ahorradores descuentos en cualquiera de sus ejemplares. Además, en varios museos de la capital madrileña (como en el Museo de América) se pondrá en práctica el conocido como bookcrossing, que consiste en la liberación de libros para que la persona que lo encuentre pueda leerlo de forma gratuita y anónima, y al terminar vuelva a dejarlo en un lugar público para que su contenido pueda disfrutarlo un mayor número de lectores. Entre intercambios, descuentos, presentaciones, y actuaciones, Madrid rinde culto a los compañeros de papel en una semana dedicada al libro.

Para quienes sean como yo, y vean en esta celebración cultural la escusa perfecta para añadir un nuevo tesoro a su biblioteca personal, aquí va la recomendación literaria de la semana…

Los almendros en flor es el tercer libro de la trilogía compuesta por Entre limones y El loro en el limonero; todas escritas y protagonizadas por Chris Stewart, escritor inglés (y esquilador, recolector de semillas, vareador de olivos…) que lleva más de veinte años viviendo en una pequeña ladera cerca del pueblo de Órgiva, en Granada. La tres novelas del ex batería del grupo Genesis (ocupaba este puesto justo antes de la llegada de Phil Collins), se centran en la vida que disfruta el autor, su familia y sus amigos, en el cortijo El Valero, situado en la Alpujarra granadina.

stewart_chriselmundo

Chris Steward, autor de “Los almendros en flor”, con su loro, protagonista de “El loro en el limonero”

Entre los momentos más divertidos de esta novela, destaco el pistoletazo de salida, un primer capítulo que engancha desde el primer párrafo; porque nos presenta la improvisada y cómica situación en que Chris tiene que convertirse en guía por la ciudad de Sevilla para unos millonarios americanos. Michael Jacobs (aunque son personajes y situaciones reales, los nombres han sido modificados), responsable de este lío, acompañara a nuestro protagnista en un recorrido por el Parque de los Alcornocales para vivir en primera persona el drama de los inmigrantes africanos que realizan ese recorrido sin comida, con calzado pobre y destrozado, y sin horas para descansar.

Steward desempeñado innumerables trabajos, de todo tipo y en varias partes del mundo; y en este libro conoceremos cómo descubrió los magníficos bosques azules de Azrou, donde su amigo Mourad, junto con otros compañeros y su familia, le ayudarán con la recolección de la que allí llaman hällehall (Cytus battandieri), una semilla cotizada y bien pagada en la moderna Inglaterra.

Personajes que ya se han presentado en los anteriores libros, y otros nuevos, pintan con sus comentarios y actuaciones la vida de este inmigrante angloparlante, que ahora habla con acento andaluz y vocabulario granadino; y que ha encontrado en la Alpujarra su hogar.

almendro

Reí sola y acompañada con los dos libros anteriores, y desde que supe que se gestaba un tercer “episodio” de las disparatadas y reales historias de Chris Steward, quise empezar a leerlo. Cada página traslada mi imaginación (y mis ganas) a una vida alejada de la ciudad, cerca de las pequeñas maravillas que puede regalar la tranquila y diferente vida en el campo. La razón que existe detrás de una lectura puede ser entretener, enseñar, obligarte a pensar, robarte sonrisas… y para mí, este libro, más que cualquiera de la trilogía, reúne las cuatro motivaciones que suelo buscar, porque narra momentos y circunstancias de todo tipo, siempre desde un punto de vista optimista, ingenuo, y que busca la sencillez en cada obstáculo del camino.

Entre limones, loros, almendros, o volcando barcos, este autor se ha ganado mi cariño y mi lectura incondicional. Recomendación especial para esas rachas en que una inyección de alegría y buen humor es el antídoto recetado.

Autor: Chris Stewart

Título original: The Almond Blossom Appreciation Society

Traducción: Patricia Antón de Vez

Editorial: Salamandra, 2011

Iduna Ruiz de Martín

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *