“Los Descendientes”, una joya divertida y emocionante

“Los Descendientes”, una joya divertida y emocionante

0 votes
"Los Descendientes", protagonizada por George Clooney y dirigida por Alexander Payne.

“Los Descendientes”, protagonizada por George Clooney y dirigida por Alexander Payne.

Los meses de verano se han convertido para mi en una sucesión de dudas interminables para ir al cine. Por un lado es el lugar perfecto para refugiarse del calor, sin embargo, los estrenos no me suscitan tanto interés como en invierno. Al final lo mejor es esperar a que llegue la noche, abrir las ventanas, y ver una película en casa con esa suave brisa que acaricia las noches de verano. Mientras venía a mi mente la escena final de Up in the air, pensé en ese George Clooney que me ha ido cautivando a lo largo de los años y que se ha convertido en el protagonista de muchas de mis películas de cabecera. Otra de ellas, Los Descendientes, es la protagonista de un verano repleto de retos que superar.

Los Descendientes cuenta la historia de Matt King, un abogado de Hawai, descendiente de la antigua realeza local, entregado por completo a su trabajo y para el que su mujer y sus dos hijas son  casi elementos accesorios en su vida. Hasta que la realidad se imponen cuando Elisabeth, su esposa, sufre un accidente que la deja en coma. Sumidos en plena crisis de pareja durante muchos años de matrimonio, Matt trata de digerir que la eterna conversación postergada con su mujer a corazón abierto ya nunca tendrá lugar. El desconcertado padre también tiene que enfrentarse a dos hijas que apenas conoce y que resultan ser más maduras e inteligente que él. Un inesperado descubrimiento que atañe a su mujer y a la vida que ambos han llevado en común, le lleva a cuestionarse sus valores, sus creencias y hasta el sentido de su propia existencia.

Partiendo de la novela Kaui Hart Hemmings, Alexander Payne dirige un drama intenso y cautivador que invita al espectador a reflexionar sobre el perdón y las relaciones con los seres queridos. Con un George Clooney que está en su mejor momento y que no necesita de artificios, ni radicales cambios de imagen para potenciar su capacidad interpretativa, Payne consigue lo más difícil, mostrar de la forma más sencilla las penas, esperanzas, inquietudes y desilusiones que forman parte del alma humana desde la sonrisa.

"Los Descendientes",  brillante, divertida, generosa y emocionante .

“Los Descendientes”, brillante, divertida, generosa y emocionante .

Alexander Payne, después de ganar el Oscar al mejor guión adaptado por Entre copas, volvió a demostrar con Los Descendientes que sabe hacer una película conmovedora, divertida, fuerte y con unas interpretaciones maravillosas. Y esa capacidad sorprendente de transportar al espectador al lugar de la acción. En este caso, a Hawai, donde por momentos se podía oler el agua salada del mar. La fotografía te lleva de la mano de una manera muy simple, con unas localizaciones que enganchan desde el primer plano: las playas, las casas antiguas, los planos generales de los valles y los paseos al atardecer.

Historias diminutas en apariencia, pero que guardan un mundo sin abrir más interesante de lo que parece. Íntimas y próximas a nosotros que nos hacen reflexionar sobre nuestra propia vida, e incluso, sobre cosas que antes no nos habíamos planteado. Conflictos que se cruzan en nuestro camino, y que si logramos combatirlos, saldremos reforzados de una vida que no sabemos qué nos deparará.

Jerónimo Carmona Garzón

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *