El humor negro es como los brazos… o los tienes, o no

El humor negro es como los brazos… o los tienes, o no

5 votes

“Páncreas” es una comedia ácida escrita por Patxo Tellería y protagonizada por tres magistrales actores bajo las órdenes de Juan Carlos Rubio.

páncreas luisvillarCuando acudí a ver la obra, creía que lo más arriesgado a lo que se enfrentaba Juan Carlos Rubio era a plantear un texto de humor negro. De todos es sabido que la línea entre lo gracioso y el mal gusto en este tipo de humor es tan fina que muchas veces, al intentar provocar al espectador, lo único que  se consigue es caer en el pozo de lo burdo.

Por suerte esto no sucede en Páncreas. Si, podríamos decir que es humor negro, porque utiliza como base del enredo que nos va a proponer temas que contemplados desde otro punto de vista nos suscitarían miedo y lástima más que otra cosa. Pero esta obra ni de lejos se acerca a esa frontera donde empieza el mal gusto.

Lo arriesgado de verdad en Páncreas es que está escrita en verso. Ya había visto otros intentos de esta índole en los que lo único que se consiguió fue que no te enteraras bien de lo que decían los personajes, o te condenaban directamente a una lucha sin cuartel para no tener que bostezar cada diez minutos. Esto no pasa aquí. El verso del texto que firma Patxo Tellería es elocuente, audaz, claro y divertido. Es de las pocas veces que utilizando este recurso no sólo han conseguido no restar a la obra, sino que es uno de los puntos fuertes con los que cuenta. Aunque no es el único.

Bajo una ambientación con mucha personalidad que se adecua perfectamente al tono del guión, se nos presenta a tres personajes con un vestuario muy acertado. Páncreas lo protagonizan tres amigos que se conocieron en terapia por distintos motivos y que se enfrentan a la inminente muerte de uno de ellos si no consigue un donante (Alfonso Lara). El segundo de la pandilla tiene intenciones suicidas (José Pedro Carrión) y el tercero (Fernando Cayo) ve clara la solución: que el segundo se suicide a tiempo para donarle su páncreas. ¿Ven como asoma el negro en este planteamiento?

teatro amaya luisvillar

Vida y muerte, amistad, solidaridad… todo se mezcla entre estos tres personajes interpretados por estos experimentados actores. Sería injusto resaltar el trabajo de alguno de ellos por encima de los otros porque están realmente bien y consiguen una complicidad que le aporta una magnifica robustez a la obra. Pero aun así, voy a cometer tan insensata injusticia, y es que José Pedro Carrión me conquistó. Se mueve con elegancia entre la solemnidad que le requiere el personaje y un humor que parece le sale sin querer. Algunos llaman a esto estilo natural, aunque… creo que eso es como los brazos, o los tienes o no.

No me alargo más, voy a acabar esta crítica y dejar de escribir cosas buenas sobre esta obra porque he oído por ahí, que para ser un buen crítico hay que ser dañino y cruel y decir que todo está mal y nada te gusta. Así que supongo que esta crítica debe ser bastante mala, a ver si tengo más suerte la próxima vez que vaya al teatro y veo una obra pésima y aburrida para demostrar mi talento.

Páncreas

Teatro Amaya

ENTRADAS

luisvillar

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *