“Plantando los árboles de Kenia”: La historia de Wangari Maathai

“Plantando los árboles de Kenia”: La historia de Wangari Maathai

1 vote

PlantandoArbolesEnKeniaHoy es el Día Internacional de la Mujer, y como es triste tener que dedicarnos un fecha concreta del calendario porque la historia y la sociedad hayan aplastado a nuestro género en numerosas ocasiones; no vamos a hablar de derechos, de justicia, de igualdad…, si no que vamos a aplaudir con esta entrada a las mujeres que tienen sueños y luchan por ellos, que creen en el cambio y no se rinden en el duro camino que recorren hasta su meta, y para todas las mujeres que cada día trabajan para borrar de nuestro sexo el apelativo “débil”.

Claire A. Nivola y su historia ilustrada sobre la vida de Wangari Maathai, van a ayudarnos con nuestra particular celebración, en la que la ovación viene en forma de tesoro literario. Plantando los árboles de Kenia es un libro catalogado para los más pequeños, pero una vez más somos los mayores quienes podemos aprovechar la lección que avanza página tras página.

keniaJuventudLa keniata Wangari Maathai fue ganadora del Premio Nobel de la Paz en 2004, y fundadora del movimiento ecologista Cinturón Verde. Esta obra de Nivola nos lleva a la infancia de este modelo de mujer, nos traslada a las tierras altas de Kenia, donde hace muchos años, cuando la protagonista era pequeña, las higueras ocultaban los cerros, podía jugar con los renacuajos de los arroyos, y la gente se alimentaba de lo que cultivaba en sus prósperos huertos. Sin embargo, cuando nuestra heroína regresó de estudiar en Estados Unidos, el país que se encontró no tenía semejanza con lo que cada día visualizaba en sus recuerdos. Sólo habían transcurrido cinco años, y la tierra había tornado a un marrón desértico, y el verde se limitaba a los pequeños cultivos en los que los habitantes trabajaban a cambio del dinero que les permitía comprar algunos alimentos, muy encarecidos e inalcanzables para una población cada vez más desnutrida. Ante este terrible problema, Wangari dió forma a su idea de cambio y empezó a contruir el “paraíso” verde en el que creía.

Ilustraciones de Claire Nivola

Ilustraciones de Claire Nivola

La escritora neoyorquina Claire A. Nivola narra e ilustra con delicadeza la extraordinaria historia de superación, paciencia, y esfuerzo, de una mujer llena de coraje que quería cambiar el rumbo que había tomado su tierra, enseñando a cuidar de ella y aprovechar de forma adecuada e independiente los recursos que la Naturaleza regala.

Maravillosas acuarelas en tonos pastel, donde podemos ver la Tierra que Wangari hace prosperar, acompañan a una prosa poética y sencilla, que abre los ojos a niños y adultos, para enseñarnos que podemos conseguir un mundo diferente, que nada es imposible, y que la solución viene de la lucha pacífica y el trabajo contante en pos de nuestro objetivo. Suena utópico, pero la autora nos demuestra con esta historia que es una posibilidad real.

Wandari Maathai y el movimiento Cinturón Verde

WangariWangari Muta Maathai nació en abril de 1940 y dejó de luchar para siempre en septiembre de 2011. Esta keniata recibió una beca para estudiar Biología en Estados Unidos; después regresó a la Universidad de Nairobi y se convirtió en la primera Doctora de África Oriental al conseguir el doctorado en medicina veterinaria. Esta respetable activista política y ecologista, se convirtió en 2004 en la primera mujer africana que recibía el Premio Nobel de la Paz, gracias a “su contribución al desarrollo sostenible, a la democracia y a la paz”. La doctora Maathai fue también ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales dentro del gobierno presidido por Mwai Kibaki.

Fue maltratada por la policía de su país, pero en lugar de rendirse, proclamaba con firmeza: “el Estado cree que amenazándome y golpeándome puede reducirme al silencio, pero tengo una piel de elefante y hace falta que alguien hable alto y claro.

La mujer luchadora que os presentamos, creó el Movimiento Cinturón Verde (The Green Belt Movement), motivando que en su país la conocieran como “la mujer árbol” (tree woman). Este movimiento ecologista es el responsable de que se hayan plantado más de 30 millones de árboles en Kenia, evitando la erosión del suelo y mejorando la calidad de vida de las mujeres que lo han hecho posible, y de las familias que dependen de ellas.

En cuanto a su vida sentimental, Wandari es un ejemplo de tesón y coraje: se casó en los años setenta, pero su matrimonio duró sólo diez años porque su marido le puso una demanda de divorcio al considerarla “demasiado educada, con demasiado carácter, y demasiado exitosa y obstinada para ser controlada”. El juez estuvo de acuerdo con el marido, por lo que Wangari pasó a ser la única responsable de la educación de sus tres hijos.

Claire A. Nivola, la autora

clairenivolaClaire A. Nívola nació en 1947 en la ciudad de Nueva York. Esta adorable escritora, dice de sí misma que “la naturaleza, el campo, leer cuentos y que me los leyeran, eran las pasiones de mi infancia”; y esa pasión la ha trasmitido de manera magistral en sus obras.
Hija de artistas, estudió en el Radcliffe College, donde se especializó en historia y literatura. En 1970 ilustró su primer libro infantil, y en 1980 regresó a Manhattan para incorporarse al departamento de arte de la revista Newsweek.
Nivola, también es autora de El bosque, publicado en Editorial Juventud, igual que el libro que hoy nos ocupa.

Para despedir esta gran historia, os dejo con un emocionante, revelador, y fantástico video en el que Wangari Maathai nos da un gran consejo a través de la fábula de un colibrí…

Un aplauso para las mujeres que luchan y vencen, y para las protagonistas de la historia como Wangari Maathai.

Iduna Ruiz de Martín

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *