Próxima parada: “Allí”. Un viaje diferente en el nuevo Espacio Labruc

Próxima parada: “Allí”. Un viaje diferente en el nuevo Espacio Labruc

0 votes

Allí_ábrete sésamoHace dos años, cuando vivía en Bérgamo (Italia) batí mi récord de visitas al aeropuerto. Para recoger amigos que me alegraban la estancia, o para empaparme unos días del aire madrileño. Cada vez que me sentaba en uno de esos bancos frente al cartel de Arrivi/ Partenze, pensaba en la cantidad de vidas que se cruzaban por allí a toda velocidad, cuántos motivos para esperar sentados y nerviosos, y qué traerian en la cabeza todos los transeúntes de aquella terminal de aeropuerto.

El segundo montaje de Producciones Bernardas, Allí, me recordó desde el primer momento aquellas horas de espera. De ida o de vuelta, con un objetivo u otro en la maleta, pero siempre esperando algo, a alguien.

Aldara Molero escribe y dirige Allí, donde espera en una estación de tren junto a Fernando de Retes (repite por tercera vez en Ábrete, Sésamo, parece de la familia), Laura Ruiz, y Guillermo Sanjuán. Existen tantos tipos de viajeros como caminos por recorrer, y Allí será el destino de cuatro de ellos.

allí_ábrete sésamo 2Hay quien siempre tiene un viaje preparado, un destino en el que ondear su bandera. Mapas, rutas, todo está perfectamente planeado; pero aún así… espera. Otros, coleccionan postales de cada una de las ciudades visitadas, y recordando aquellos días, se sienta y sigue esperando. También está el viajero que toca la guitarra para ganar algo de dinero, o que emplea los malabares y chistes para entretener al público, pero en el fondo… ¿por qué sufre, qué espera? Y no puede faltar el viajero de fuera, el extranjero que busca lejos de casa algo mejor, una utopía en el que los regalos te recuerden que eres alguien, que no eres un número más… y mientras el periódico sirve para aumentar una colección de flores, ¿qué está esperando?

Allí me llevó de nuevo a la sensación de incertidumbre (unas veces buena, otras, peor) que asocio a la espera. Al ritual de hacer la maleta, que además de objetos y prendas siempre carga con ilusiones, fracasos, esperanzas, dudas. Cada viaje puede servir para vaciar el peso extra del anterior, y llenarlo con los deseos que queremos cumplir en la próxima parada. También hay quien prefiere viajar con los kilos de un pasado a cuestas, pero con sobrepeso en la espalda es más difícil disfrutar del camino; que al final, una vez alcanzado el destino escogido, es lo que merece la pena.

alli-espacio labruc

En el programa de mano que te entregan al entrar en el recién estrenado Espacio Labruc lo dice bien claro: “Solo ida”. Yo hago mío el imperativo mensaje y asiento con rotundidad, porque si tomamos la vida como “el viaje”, no están permitidas las vueltas, sólo usar el recuerdo de lo que dejamos atrás para avanzar, hacia adelante siempre, que en un lugar u otro aguarda nuestra Ítaca, aquello con lo que soñamos. Y como dirían los viajeros que ocupaban el escenario: “Que se jodan”, el que se quiera dar por aludido, es libre de hacerlo. Yo dediqué la rotunda frase a más de uno, seguro que todos tenéis donde elegir.

Para terminar, rescato una frase de Federico García Lorca y que destaca con mucho acierto Producciones Bernardas: “El más terrible de todos los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza muerta”. A veces da la sensación de que esperamos un tren que no llega, que cada telediario parece incluir un encriptado “el servicio se presta con 10 minutos de retraso. Disculpen las molestias” que resulta eterno; pero no es así. Yo espero, claro que sí, pero no de brazos cruzados, ni mirando mapas embelesada, ni contemplando postales, somos una generación que espera de forma activa, que se mueve buscando alternativas hasta que su tren termine por pararse y poner un asiento delante de ellos. Puedo ser impaciente, si; pero a fuerza de práctica también aprendo a disfrutar de la espera, que nunca se sabe que alternativas se van a cruzar conmigo, o qué atajos o senderos me van a hacer disfrutar del paseo. Así que haced las maletas, y vámonos de viaje por Allí, una estación que como poco, te invitará a hacer un recorrido por muchos de tus recuerdos.

 

Iduna Ruiz de Martín

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *