“Os adelantaré una cosa, ¿vale? No soy un tio agradable…”

“Os adelantaré una cosa, ¿vale? No soy un tio agradable…”

8 votes

Alberto Castrillo- Ferrer dirige “Si la cosa funciona”, adaptación teatral de uno de los guiones más aplaudidos del genio Woody Allen.

si_la_cosa_funciona_Suena jazz antes del comienzo de la obra. No sé muy bien si la intención es ubicarnos en Manhattan o ir sumergiéndonos poco a poco en el universo de Allen; en cualquier caso, esta melodía con cuna en Nueva Orleans, el pequeño hipocondriaco y Nueva York, forman un trio tan inseparable como la pareja de novios, la suegra y el sidecar en los sesenta.

Sea cual fuere la intención de Alberto Castrillo -Ferrer (director de la obra, adaptación de Luis Colomina) avanzo plácida e inexorablemente hacia la Gran Manzana. Los grandes ventanales sin persianas, la decoración industrial y el ladrillo visto del atrezzo me transportan a la bohemia vida neoyorkina.

Desde que me senté en la butaca, una duda asalta mi cabeza: ¿conseguirá José Luis Gil deshacerse de sus televisivos personajes que hemos interiorizado durante años y que tanto nos divierten?
Las dudas se disipan en cuanto él sale al escenario. Gracias a un nuevo registro de voz, nuevos gestos, un fluido guión y a través de inteligentes diálogos con ágiles y originales recursos dentro del escenario -quizás llevados un poco al exceso-, no aparece por ningún lado el presidente de “esta nuestra comunidad.”

woody allen teatro

Con respecto al texto, la obra nos plantea temas recurrentes en las creaciones del señor Woody: el existencialismo, el sentido de la vida, la religión, el miedo a la muerte, el amor o la búsqueda de la felicidad. Para ello utiliza dos personajes totalmente opuestos, Boris (Jose Luis Gil), un hombre maduro egocéntrico, pagado de sí mismo, y cascarrabias. Y por otro lado Melody (Ana Ruiz), una chica vivaz, ingenua, no muy agraciada intelectualmente y optimista. Dos maneras antagónicas de entender la vida y dos actitudes completamente diferentes de enfrentarse a ella. Y al final se plantea si el ignorante es más feliz gracias a su desconocimiento. Decidan ustedes.

equipo si la cosa funcionaLos secundarios aparecen en escena y con ellos se pone en tela de juicio la religión, sobre todo la versión más fundamentalista, y la necesidad de soltarnos de todas aquellas ataduras sociales que nos impiden desarrollarnos como persona, y que por consiguiente no nos permite ser libres.
La pareja de Jose Luis Gil y Ana Ruiz va de menos a más, al igual que la química entre ambos personajes. Y cuando el texto corre peligro de ponerse plano, llegan nuevos rostros al rescate. Rocio Calvo está más que bien, y junto a Ricardo Joven le dan ritmo y ese toque surrealista tan característico del señor Woody.

No voy a contar el desenlace -o como se dice ahora, hacer “spolier”-, para ello deberán ir a ver la obra. Sólo puedo contarles algo, en lo referente a su más estricto sentido teatral: la cosa funciona

Si la cosa funciona

Teatro Maravillas, de miércoles a domingo.

ENTRADAS

luisvillar

Written by Ábrete, Sésamo

3 Comments

  1. Silvia

    Muchas gracias por la concisa y atractiva descripción de la obra inspirada en un guión del genial y maestro Woody Allen. Sin duda iré e iremos a verla. Enhorabuena!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *