“The Hole”: bienvenidos al agujero…

“The Hole”: bienvenidos al agujero…

1 vote

vinila von bismarkTengo que reconocerlo, iba con unas expectativas muy altas a ver The Hole. El boca a boca se había encargado de pregonar que era un espectáculo sin parangón, dónde el público era protagonista, y que recodaría mi paso por el Teatro Calderón durante mucho tiempo. Esta última parte de las afirmaciones ajenas no puedo asegurarlas, el concepto “tiempo” es muy relativo, pero si puedo confirmar que The Hole es de lo mejor que he visto sobre un escenario. Aún hoy creo hiperventilar si hablo de lo que viví y sentí mientras las luces y sombras iban dando paso a la magia del show. El tiempo que seguirán brillando mis ojos y erizándose la piel…pues no lo sé, preguntadme el año que viene.

Y os preguntaréis, ¿por qué olvida las reglas periodísticas que dicen que la opinión se pone como conclusión, justo al final? Pues lo repito: la emoción me embarga todavía y cada minuto que pase sin decir lo que disfruté, me parece tiempo perdido.

Y ahora sí, profundizo en este delirante paseo por un enigmático cabaret…

The Hole es un espectáculo diferente, impactante, fresco, sensual, y descarado. En este “agujero” de desenfreno, se mezcla el teatro, cabaret, números de nuevo burlesque, musical, comedia y sobre todo ¡mucha fiesta!

the-hole-1

Nuestro irreverente maestro de ceremonias fue Ángel Ruiz (nominado este año en los Premios del Público BroadwayWorld Spain por su papel en Follies como joven Buddy, y que sustituye aÁlex O’Dogherty, quien sufrió una lesión en el tobillo) desbordó ironía, humor, actitud pícara…y un amor incondicional y desmesurado por su querida Maria del Mar; una pareja tan anormal como el show que estábamos disfrutando.

En The Hole podréis ver las mejores y más sorprendentes actuaciones de artistas nacionales e internacionales en un cóctel explosivo en el que cabe de todo: música en directo, sugerentes stripteases, o números circenses que te provocaban sobresaltos por la dificultad y el nivel de sus piruetas en el aire. Mi compañero Jerónimo fue testigo de las veces que repetí la palabra “increíble” durante los minutos que duraban esas brillantes actuaciones.

Mientras te diviertes con las historias del maestro de ceremonias, vibras con las voces de los, y sufres con los trapecistas; puedes tomar una copa o cenar al son del espectáculo, en un espacio diferente en el centro de Madrid. Un auténtico cabaret-club, sin duda.

GynoidLos Mayordomos interpretan unas adaptaciones magníficas de grandes temas musicales, y lo acompañan con un vestuario con más de un secreto escondido. Gynoid (Viviana Camino) y el Pony loco (Nacho Sánchez) con sólo pisar el escenario provocan un aluvión de suspiros, de deseo principalmente. El número de ella, en la oscuridad, con destellos de colores fluorescentes pintando su cuerpo, estoy segura que corre riesgo de provocar algún ataque cardiacos.

Uno de mis número favorito es la canción que comparten una enorme y rosada Almon (Julio Bellido), que pone voz y estilo propio a la canción “Oye Mar”; con Super Gold (Donet Collazo), que corta la respiración con unas acrobacias brutales e impactantes.

Las Súpernenas (Arancha Fernández y Laura C. Morcillo) hacen cuestionarse de qué material están hechos ciertos artistas. Estas mujeres vuelan por encima de nuestras cabezas como si acabaran de convertirse en pájaros. Impresionantes.

Además de la sensación de euforia, la piel de gallina, y la emoción contenida; de entre todos los momentos de este delirante show, me quedo con la metáfora final; y es que hay que estar en el agujero, para poder salir de el. La vida hay que exprimirla al máximo, subir y bajar, ser excesivo y comedido; puedes tener una etapa indie, otra hippie y porqué no, otra pija. Debes conocerte, probarte, extenuarte, reponerte. Tienes que saborear esas resacas post-party para el día de mañana poder gritar ¡¡HE VIVIDO!!!

 

Iduna Ruiz de Martín

Written by Ábrete, Sésamo

1 Comment

  1. Pingback: “Ábrete, Sésamo” se va de vacaciones… | Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *