“Un viejo que leía novelas de amor”, de Luis Sepúlveda

“Un viejo que leía novelas de amor”, de Luis Sepúlveda

0 votes
"Un viejo que leía novelas de amor", de Luis Sepúlveda

“Un viejo que leía novelas de amor”, de Luis Sepúlveda

Antonio José Bolívar Proaño es un hombre que ronda los setenta años y tiene dos tesoros: su dentadura, que protege en un trapo cuando no precisa de sus servicios; y una lupa, que le permite leer sus novelas de amor. Pero amor del que duele, que provoca lágrimas pero tiene finales bonitos. Una prostituta transformada en crítica literaria y un dentista serán quienes le suministren las ansiadas lecturas.

En “El Idilio”, un pequeño asentamiento de colonos a orillas del río Nangaritza donde vive en una pequeña choza, es considerado un viejo salvaje por su antigua amistad con los indios shuar, o jíbaros, como quisieron llamarles los españoles al comienzo de la destrucción de la Amazonía. Esta amistad le enseñó a convivir en la selva, con sus ruidos nocturnos, con las víboras y otros depredadores, y a cazar lo imprescindible para sobrevivir. Convivió con los temidos hacedores de las tzantzas o cabezas reducidas, y comprendió el porqué de sus rituales y cómo la valentía y el honor esan sus máximas virtudes.

Indios Shuar. Foto realizada por Eric Schniter

Estos conocimientos adquiridos harán que “La Babosa”, el sudoroso alcalde, le encargue la tarea de acabar con el felino que está provocando la muerte de los buscadores de oro y colonos más desafortunados.

Luis Sepúlveda narra en esta obra cómo Antonio José Bolívar Proaño consiguió aprender y desarrollar la mística relación que los indios shuar mantenían con la naturaleza y los seres que la habitan; y cómo lamentó cada día la llegada de irresponsables que acabaron con los lazos que le unían a su nueva “familia” y desbarataron el orden natural establecido.

Luis Sepúlveda, escritor, periodista, activista, y cineasta chileno.

Este autor chileno asentado en Gijón (España) además de escritor ha estado muy implicado en la política de su país. Trabajó con el gobierno de Salvador Allende y durante la dictadura de Pinochet tras varios encarcelamientos y puestas en libertad (gracias a la colaboración de Amnistía Internacional) tuvo que marcharse al exilio. Es un defensor de los derechos y educación de las tribus indias, y denuncia, como en este libro, el ataque que la civilización moderna supone para la biodiversidad de la selva amazónica.

Un viejo que leía novelas de amor te presenta una forma de vida en extinción y te incita a ver con otros ojos y mucho más respeto a quienes viven en esas selvas de árboles frondosos y lluvias intermitentes, y que con la llegada de la modernidad ven en peligro no sólo sus creencias, forma de vida, y asentamientos; si no que asisten a la absurda muerte de quienes osan adentrarse más allá de lo que su respeto y conocimiento podrían salvaguardarles. Una lectura para comprender y aprender.

Autor: Luis Sepúlveda

Titulo: Un viejo que leía novelas de amor

Editorial: Tusquets. Colección Andanzas. 1º edición febrero 1993

Iduna Ruiz de Martín Esteban

Written by Ábrete, Sésamo

0 Comments

  1. paper87alc

    Es un libro maravilloso, se lo deberían de leer algunos que se llaman, por desgracia, gobernantes. Recomiendo ciegamente leer la obra de este maravilloso escritor.Gracias por haber creado un espacio como este. Cuando quieran entren en el siguiente blog:
    lostresmosqueterosdelacooperacion.wordpress.com
    UN SALUDO.

    1. abretesesamoblog

      Me alegro que te haya gustado el libro tanto como a mi. Tienes razón, es una gran obra que más de uno de los que mandan en puntos estratégicos de la Amazonía deberían leerse, así entenderían lo que deben proteger.

      He intentado acceder al blog que nos indicas, pero me dice que es inexistente.

      Muchas gracias de nuevo por seguirnos, y espeor que podamos seguir ofreciendote más tesoros.

      Un saludo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *