“Venidos a menos”, un musical que contagia alegría en el Teatro Alfil

“Venidos a menos”, un musical que contagia alegría en el Teatro Alfil

0 votes
barra_superior

Un espectáculo diferente, prepárate para la sorpresa. No verás un concierto, ni un monólogo , ni baile.

Siempre me ha gustado ese territorio donde nos burlamos de nuestros fracasos. A pesar de que dejamos en evidencia los errores que hemos cometido, surge esa risa burlona que acepta con naturalidad un presente poco esperanzador. Los que hemos asumido las condiciones de vivir del arte, antes de que la crisis asumiera un papel omnipresente en nuestras vidas, sabíamos que no iba a ser un camino fácil. Que la música es un mundo donde la industria solo favorece a unos pocos es una realidad; que los cines cierran sus salas para abrir tiendas de ropa solo hay que verlo cuando paseas por la Gran Vía; que el teatro sigue vibrando gracias al empeño de artistas que llenan espacios creativos consuela a una gran parte que espera algo más de una profesión tan desprotegida.

Entre las propuestas teatrales de esta semana, Venidos a menos, es la que más me ha contagiado una especie de felicidad estimulante. Pablo Puyol y David Ordinas, se convierten en protagonistas de sus propias vidas y abordan con humor las peripecias vitales que les han llevado a tocar fondo. Un musical poco convencional que se aleja de los grandes escenarios de la Gran Vía para reírse de ellos mismos sin caer en el ridículo. Traumas infantiles, desmentidos oficiales (Pablo Puyol quiere dejar bien claro que no es gay), corrupción política, relaciones sexuales, intentos frustrantes en una profesión injusta y mucha dosis de testosterona para contarnos entre canción y canción que ellos tienen mucho arte para seguir en el teatro.

es un encuentro de dos colegas que les gusta cantar y bailar al ritmo de esas canciones que, seguro, no nos resultarán indiferentes

es un encuentro de dos colegas que les gusta cantar y bailar al ritmo de esas canciones que, seguro, no nos resultarán indiferentes

Las canciones son composiciones propias, tan solo una guitarra y un cajón son suficientes para marcar el ritmo de una función que no sabes cómo puede acabar. Hasta Dios hace acto de presencia para llevar la contraria a las creencias religiosas y afirmar que las cosas no son como nos las han contado. Pablo y David son gamberros, muy obscenos, pero sobre todo, saben dirigirse al público como sino hubiera una barrera entre el escenario y el patio de butacas. Su cercanía te contagia, te anima a seguir conociendo sus vidas y por un momento te olvidas de todo para tararear sus canciones.

Las cosas pueden cambiar, pueden olvidarse de nosotros para dar paso a caras nuevas, está claro que la vida no es justa, podemos fracasar, pero ellos tiene una cosa clara; aunque hayan venido a menos siguen teniendo sueños por los que luchar para conseguir todo lo que perdieron.

Comprar ENTRADAS
Teatro Alfil (ver mapa, cómo llegar)
Del 4 de Julio al 29 de Noviembre. Todos los Viernes a las 20:00

Written by Ábrete, Sésamo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *