“Willow”, mi pequeño gran héroe

“Willow”, mi pequeño gran héroe

0 votes

Cuando tenía cerca de tres años y mi hermana era aún demasiado pequeña como para compartir suelo en la habitación e historias representadas con juguetes, yo tenía un gran amigo que pasaba las horas divagando conmigo. Comía y dormía en casa, y si mi madre olvidaba ponerle su plato correspondiente, yo me enfadaba muchísimo, porque ya empezaba a desarrollar ciertos rasgos de anfitriona. Mi gran compañero de juegos se llamaba Willow, y era un enano encantador.

Willow, interpretado por Warwick Davis con sólo 17 años.

Willow, interpretado por Warwick Davis con sólo 17 años.

Antes de conocer su identidad, mis padres se asustaban al verme intercambiar opiniones y largas conversaciones con “alguien” que eran incapaces de ver (además padres primerizos, que todo lo nuevo genera más desconcierto); pero cuando descubrieron quien era, supieron que estaba en buenas manos y respiraron aliviados.

Y es que, para quien no lo sepa, el amigo que me imaginación creó para mi uso y disfrute, es el héroe protagonista de su película homónima: Willow. Al margen de la ternura que despierta en mi, es mítica e imprescindible para mucha gente de mi generación y las circundantes.

willow La historia de Willow comienza en las mazmorras del castillo de la hechicera Bavmorda, donde una prisionera da a luz una niña, que según una antigua profecía pondrá fin a su terrorífico reinado. La comadrona decide salvar a la recién nacida de la ira de Bavmorda, pero debe arrojar su cesto de mimbre al río cuando es alcanzada por los perros de presa de la tirana gobernante. La corriente hace que la pequeña Elora Dana alcance un pueblo de enanos en donde vive Willow con su familia. El pequeño nelwyn deberá ocultar a la bebé daikini de los ojos de Sorsha (Joanne Whalley, quien se casaría más tarde con su compañero Van Kilmer), hija de la malvada hechizera. El destino de la profética niña es llegar a manos de la bruja blanca Fin Raziel, que acabará con el terror reinante. En tan mágica y peligrosa aventura, nuestro héroe estará acompañado del guerrero Madmartigan y los diminutos brownies (no se comen, son hombrecillos similares a los duendes), Franjean y Rool.

En principio una película fantástica más, ¿verdad? Si tu respuesta es “sí”, o no eres de mi genración, o no has sabido sacarle jugo a la historia.

Willow es una película de 1988 dirigida por Ron Howard y protagonizada por Warwick Davis y Val Kilmer. El guión lo escribió Bob Dolman, a partir de una historia creada por del galáctico director George Lucas, después de que le negaran los permisos para rodar una adaptación de El hobbit.

willow-y-bebe

En la actualidad no impresiona que haya un papel protagonista para una persona “pequeña”, pero hace 25 años, lo que más destacó del trabajo de George Lucas fue que empleara a tanta gente enana, y que además Warwick Davis fuera el eje central del largometraje, lejos de los prototipos de protagonistas y héroes masculinos.

Willow también fue uno de los primeros proyectos cinematográficos en utilizar los efectos especiales denominados morphing, como cuando el pequeño aprendiz de mago usa la varita mágica para realizar transformaciones y encantamientos.

Mi película favorita de la infancia, fue nominada en los Oscar de 1988 en la categoría de mejores efectos de sonido y mejores efectos visuales; aunque si me hubieran pedido opinión, les hubiera dado algún premio más; que la compañía y la amistad se venden caras.

El equipo de Willow

Willow y Macmardigan

El actor que interpreta a Willow es Warwick Davis (en casa le llamábamos por su nombre ficticio), conocido además de por este papel principal, por interpretar al ewok Wicket en La guerra de las galaxias: el retorno del Jedi, y al profesor Flitwick en la saga de películas de Harry Potter. Y para que veáis que yo tengo amigos muy simpáticos, este pequeño (y gran) actor participa en Life’s Too Short, una serie cómica donde Davis interpreta una versión distorsionada de él mismo: “un enano en el mundo del espectáculo”.

Los actores John Cusack y Matt Frewer fueron considerados para el papel de Madmartigan; sin embargo fue Val Kilmer quién interpretó al compañero de aventuras de Willow. El actor, según dicen, improvisaba gran parte de sus diálogos, y sufrió con resignación y buen humor varias escenas rodadas en la nieve con el torso al descubierto.

La parte artística, los diseños de las criaturas, y el storyboard, fue dibujado por Jean Giraud (alias Moebius) y Chris Achilleos. La banda sonora de la película la compuso James Horner , y se la ha considerado una gran obra musical, con curiosidades como ciertos ecos de la Sinfonía Renana de Schumann en el tema principal (en el minuto 2:50 se me ponen los pelos de punta, es la pura realidad).

Y os preguntaréis ¿a qué viene esta mirada a la infancia, rememorando esta película (subestimada, desde mi punto de vista)? Pues la culpa de tanta melancolía la tiene el 25 aniversario de Willow, que se celebró en marzo con la venta de la edición en BluRay; que además de mejorar la calidad de la imagen, tiene nuevos contenidos extras. Willow está ocupadísimo con tanta fiesta de cumpleaños, si no estoy segura de que aceptaría una invitación para volver a la casa donde tanta conversaciones y juegos compartimos. Feliz cuarto de siglo, te seguiré recordando siempre con tanto cariño.

Iduna Ruiz de Martín

Written by Ábrete, Sésamo

4 Comments

  1. gemars

    No me puede gustar más este post. Willow ha sido siempre una de mis películas favoritas entre la gran cantidad de peliculones que dejaron los 80 para los niños de nuestra generación (véase también Los Goonies, por ejemplo). No recuerdo el número de veces que la he visto y nunca me canso de hacerlo siempre que tengo la posibilidad de volver a verla. Además, mi mejor amigo siempre me llama “ranita” de forma cariñosa, que es como llama Willow a Elora Dana, y siempre que bebo una ceveza no puedo dejar de pensar cuando uno de los pequeños brownies cae en un cubo lleno. Y es que este tipo de películas, y más esta con un protagonista que no puedes dejar de adorar, son de las que nos revolvían la imaginación, sentías lo mismo que sienten los personajes, los acompañas toda la película animándolos, alegrándote de sus victorias y llorando sus derrotas como si uno también estuviera con ellos. Supongo que a los niños de ahora también les ocurre más o menos lo mismo con las películas creadas para ellos, pero me parece a mi que no les hacen soñar de la misma manera. Algo mágico tenían aquellas películas para que las sigamos recordando con tanto cariño. Gracias Iduna por esta entrada!!! Me ha encantado!!! 🙂

    1. abretesesamoblog

      ¡Qué mote tan grandioso te ponían pequeña Gemi!
      Willow ha sido y será la película que recuerde con más cariño de mi infancia. Por su mágia, su historia, y esos personajes tan auténticos y tan diferentes.
      Creo que un día vamos a tener que reservar la tarde para una sesión de Willow con palomitas 🙂
      Un besazo enorme, y gracias por aportar tus viviencias y recuerdos con el pequeño gran Willow!

  2. Jorge Torrico

    Gran post, nunca tuve a Willow como compañero real/imaginario de aventuras, pero viví sus aventuras con un vhs grabado de telecinco mil y una veces. Sin duda mi peli favorita de todos los tiempos, lo fue de mi infancia y a día de hoy queda muy bien reivindicarla con mis 26 años, jaja. Me ha encantado aprender con esta lectura que Moebius metió mano en el diseño de producción, conocer este dato hace que me explique muchas cosas… (soy un fanático del cómic y Moebius es sin duda mi autor favorito).
    Lo dicho, gracias por el post, has conseguido que este finde tenga que ver Willow una vez más… Larga vida a los 80! eso si que eran mundos fantásticos y no los mundos hipercoloristas (véase OZ) hechos por ordenador que nos inundan hoy en dia.

    1. abretesesamoblog

      Jorge, muchas gracias por tu comentario, y nos alegremos mucho de que hayas sacado información interesante en la entrada. Willow ha sido una película imprescindible en la infancia de muchas personas, y es emocionante ver cómo a pesar de los años, somos tantos quienres seguimos disfrutando con ella.
      Un saludo, y gracias por leernos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *