“Yernos que aman”, el peculiar puzzle familiar de Abel Zamora

“Yernos que aman”, el peculiar puzzle familiar de Abel Zamora

0 votes

Abel Zamora escribe y dirige “Yernos que aman”, un texto capaz de generar asco y ternura con unos personajes extremos, interpretados por un elenco que te pasea por las emociones más enfrentadas.

Yernos-que-aman-¿Sabéis lo que es el amor a primera vista, no? Bueno, pues yo he experimentado con Yernos que aman algo parecido. Fue un amor a primera escucha, porque cuando apenas habían transcurrido 5 minutos de función, la sala se inundó con una de mis bandas sonoras preferidas, y si Abel Zamora me lleva hasta Amelié, lo mínimo que podia hacer era entregarle mi absoluta atención; aunque el que saliera maravillada de La Pensión de las Pulgas es fruto de todo lo que vino después.

Yernos que aman es el retrato de una atípica familia, no porque sea más peculiar que ninguna -porque en todas hay un drama que disimular-, sino porque esas particularidades se concentran bajo un mismo techo, se cruzan en el pasillo, y provocan un dolor y una ternura en el espectador, que mantienen las sensaciones alerta y descolocadas de principio a fin.

Las relaciones afectivas, un mundo por explorar. Hay quien es impulsivo, violento; otros son mansos y guardan silencio como respuesta; también los hay ilusos, conformistas, cegados, y desde luego, los gélidos asociales. Me faltarían adjetivos para definir los ricos personajes que Abel Zamora -que también actúa- ha creado para esta obra, y a los que dibuja y transforma a través de unos diálogos que sorprenden y engatusan, y en los que nada chirría, ni el “elemento” más disparatado, que asumes con la misma naturalidad que el autor lo ofrece.

yernos-que-aman-

El amor y sus manifestaciones. En esta familia se cruzan las historias que todos hemos oído, de las que todos hemos opinado. Que levante la mano quien no ha juzgado a alguien con un “en su caso, no lo aguantaría”, desde luego yo me quedo quietecita. Y a pesar de saber, con bastante seguridad, cómo reaccionaria ante individuos y situaciones como las que Yernos que aman presenta, me genera desconcierto el haber entendido a los personajes, haber experimentado rabia, dolor, tristeza… pero también empatía, mayor o menor, pero haberle dedicado un instante de comprensión a todos.

mamen garcýa y manolo caroMe rindo ante la interpretación de Mamen García, todo en ella, desde la voz a la dulzura con que miraba, crean un personaje al que necesitaba abrazar. La fiereza y desdén de Marta Belenguer, frente a la resignación de Manolo Caro, es uno de los momentos más brutales de la obra, complicado permanecer impasible ante sus encuentros; como con la abominable actitud de Juan Caballero con la inocente y frustrada María Maroto, una pareja que acentuó mi bipolaridad risa-pena, ambos brillando en sus papeles. Lorena López y Joge Usón dejan un incómodo poso, por lo compleja que resulta su forma de quererse, por esa toxicidad que lo envenena todo poco a poco, tiñéndolo de un gris adormecedor. Y no me quiero olvidar de los personajes más surreales, que conceden un respiro al texto y nos ayudan a disfrutar de un  realismo mágico útil para relajar una tragedia tan terrenal: David Matarín –del que no quiero mencionar nada para que disdruteis de él sin pistas que contaminen- y José Sospedra, el eje en torno al que gira esta dura comedia o divertida tragedia, lo que queráis.

Hacía tiempo que no me emocionaba en el teatro. O al menos arrastraba la sensación de llevar varias semanas un poco a la deriva teatrera, pero Abel Zamora y su maravilloso elenco de Yernos que aman, han conseguido que la magia regrese y me han recordado que allí, en una sala, puedo sentir repulsión, pena, ilusión, ganas de llorar o de reír. Y que todo eso sucede en apenas dos horas, con el actor tan cerca, que me enamoro de su perfume; con el público tan pegado, que respiramos al compás. Como ya dije nada más salir de La Pensión de las Pulgas, viva el teatro y sus maneras de sorprenderme.

 

Yernos que aman, de Abel Zamora
Intérpretes: Marta Belenguer, Juan Caballero, Manolo Caro, Mamen García, David Matarín, Lorena López,  Abel Zamora, José Sospedra, Lorena López, Jorge Usón.
Esenografía: Alberto Puraenvidia
Proyecciones, fotografías, cartel: Amparo Balsas.
Producción: La ConMovida Producciones.
Horarios:  Los lunes y los martes a las 20:30h en La Pensión de las Pulgas.
Reserva entrada llamando a 638752812 (de 11h a 14h y de 17h a 20h)

 

Iduna Ruiz de Martín

 

Written by Ábrete, Sésamo

3 Comments

  1. Pingback: "No estamos together", amores al son de la guitarra - Ábrete, Sésamo | Ábrete, Sésamo

  2. Pingback: Fantástica crítica de YERNOS QUE AMAN por Idurna Ruiz de Martín. « La PENSIÓN de las PULGAS

  3. Pingback: YERNOS QUE AMAN de Abel Zamora | La PENSIÓN de las PULGAS | madrid es teatro

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *